Chistes del Abate Nicanor Vol. 2 / Chistes de Religiosos
5 (100%) 1 vote

Disfruta de la segunda entrega sobre; chistes del Abate Nicanor vol. 2 (chistes de religiosos), diviértete con las mejores tramas y mini-historias. Se estarán publicando historias diariamente sobre diversos temas; la mayoría de los personajes de Fullchola; serán los encargado de la categoría. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clásicos!

Para mas chistes, véase: Chistes del Gallego Andurria (Vol. 1) / Chistes Gallegos

Chistes del Abate Nicanor Vol. 2


A rezar…

Una solterona se entera que una amiga suya había quedado embarazada solo con un Ave María en la Iglesia de un pueblo vecino.

Unos días después decide ir a la Iglesia con el deseo de quedar en cinta al igual que su amiga…

– Bueno días padre, saluda la solterona.

– Buenos días hija, ¿en que puedo ayudarte?

– Fíjese padre que me enteré que una mi amiga vino aquí y quedó embarazada con un Ave María…

– No hija… fue con un padre nuestro pero !ya se fue al demonio!


Confesión Hollywoodense

Una chica entra en un confesionario de una iglesia en Hollywood:

– Padre me quiero confesar…

– Bien… dime hija mía, ¿cuales son tus pecados? – le dice el padre.

– Le fuí infiel a mi marido, soy actriz de cine, y hace 2 semanas dormí con George Clooney, la semana pasada dormí con Brad Pitt, y esta semana dormí con Richard Gere…

– Lo lamento mucho hija pero no te puedo dar absolución…

– Pero ¿por qué padre?, ¿acaso la misericordia del señor no es infinita?

– Sí hija, la misericordia de Dios es infinita… ¡pero Él jamás te creería que estás arrepentida!


Un codicioso estaba hablando con Dios y le pregunta:

– Dios, ¿cuánto es para tí un segundo?

Y Dios le contesta:

– Mil años.

– ¿Y un centavo?

– Mil pesos.

– Entonces, ¿podrías regalarme un centavo?

– OK Dame un segundo…


El sobrino del Padre

Un cura rural nota que se le está hinchando mucho la barriga y acude al hospital.

Los médicos que lo atienden, se dan cuenta inmediatamente de que es una simple acumulación de gases, pero deciden gastarle una broma…

Lo anestesian, y con medicación consiguen rebajarle la hinchazón, le colocan a su lado a un bebé recién nacido huerfanito y cuando despierta de la anestesia le dicen que ha dado a luz y que ese es su hijo.

El cura, muy preocupado, decide volver a la parroquia con el bebé diciendo a sus feligreses que es un sobrino al que se le ha muerto su madre y que lo va a tener con él.

Pasan los años, el bebé ya es un hombre de más de 20 años y el cura, enfermo, en su lecho de muerte lo llama.

El presunto sobrino se acerca y le dice:

– ¿Qué quieres, tío?

– Precisamente de eso te quería hablar… – le responde.

– No necesitas decirme nada, ya hace mucho tiempo que sospechaba que no eras mi tío, sino que eras mi padre…

– Hijo, no… No soy tu padre, sino tu madre; !tu padre es el Obispo!


Dos curas en un avión

El Abate Nicanor y un compañero viajan en un avión, sentados en la sección de primera clase. La azafata se aproxima y le pregunta a uno de ellos:

– ¿Desea algo de beber?

– Sí, hija, tomaré un martini, gracias.

La azafata le pregunta entonces al otro sacerdote:

– ¿Desea usted también un martini?

– ¿Cómo se atreve a preguntarme eso? ¡Antes que mancillar mi cuerpo con alcohol, cometería adulterio!

De inmediato dice el Abate Nicanor:

– Señorita, olvide el martini. Yo no sabía que se podía elegir…


Sólo le pido a Dios

Dios, Yo te pido :

– Sabiduría para entender a mi jefe

– Amor para perdonarle

– Paciencia por sus actos

Porque Dios,… si te pido fuerza……………

¡LE METO UNA TROMPADA QUE LO REVIENTO !


Una Persona influyente

Durante su última visita a República Dominicana, el Papa, cansado de tanto protocolo y alabanza se decide romper un rato las reglas.

Cuando sube a la limousina para uno de los traslados le dice al chofer:

– Hijo mío, tengo ganas de romper un poco el protocolo. ¿Serías tan gentil de dejarme conducir mientras tú te vienes atrás para descansar?

Nadie puede negarle algo al Papa, ¿verdad?

Y aquí vamos, con el Papa al volante y el chofer sentado atrás en una enorme limousina de vidrios polarizados. Un poco olvidado del arte de conducir, el Papa va por una de las avenidas principales de Santo Domingo.. y se va pasando semáforos en rojo, tumbando botes de basura y haciendo poco caso a las señales de tránsito. Se le arrima un patrullero y lo detiene.

El Papa baja su ventana, y al verlo el policía se asombra y regresa a su vehículo, toma la radio, y se produce el siguiente dialogo:

Oficial: “Patrulla 505 a central, cambio”…

Central: “Sí, chico, que sucede?”

Oficial: “He detenido a un tipo que por lo que parece es influyente y poderoso, y no sé como proceder. Cambio”…

Central: “Pues, como siempre: quítele unos pesos y tráigame lo mío, cambio”

Oficial: “No, pues, es que este tipo parece ser influyente de verdad no me quiero meter en problemas, cambio”

Central: “A la flauta…, qué, es narco o qué?”

Oficial: “No, hombre, mucho más pesado que cualquier narco!”

Central: “Ahh, qué ese es de los del FBI, DEA, Senador, General, Bin Laden o que?”

Oficial: “No, no seas tonto, los FBI, Senadores o Generales y todo lo demás, no le dan ni por los tobillos a este señor!”

Central: “pues quien es?”

Oficial: “Pues no sé, se me hace que es DIOS, Cambio…”

Central: “Está usted loco, cómo que DIOS,… por qué lo dice?”

Oficial: “¡Digo que es DIOS, porque trae al PAPA de chofer!”


El Padre y las 3 Monjas

Dos curas estaban hospedados en un convento para participar en un gran evento religioso.

Para no incomodar a las hermanas que residían allí, los padres salían de su cuarto, y tomaban el baño muy tarde, para no encontrarse con ninguna monja.

Una noche, salieron de su cuarto a tomar el baño y, ya estando allí, se dieron cuenta de que no había jabones. Entonces uno de ellos dijo:

– Yo tengo jabones en mi cuarto. ¡Voy a buscarlos!

Pensando en ganar tiempo, y sin imaginar que pudiera aparecerse alguien a esas horas, el padre fue a buscar los jabones completamente desnudo.

Ya en su cuarto, tomó dos jabones, uno en cada mano, y se dirigió al baño, donde lo esperaba el otro padre.

A mitad del corredor, se encontró con 3 monjas que se quedaron perplejas.

Como no había donde esconderse, el padre se pegó a la pared, y se quedó inmóvil, como una estatua.

Las 3 monjas se acercaron a la estatua, admirando la perfección de la obra, hasta que una de ellas llevó una mano a los genitales, y tiró del miembro del padre, que asustado, dejó escapar un jabón.

La segunda monja exclamó:

– ¡Madre mía! ¡Es una estatua dispensadora de Jabones!

Las hermanas se quedaron maravilladas y, para comprobarlo, la otra hermana también tiró del miembro del padre, que inmediatamente soltó un jabón más. Entonces, la tercer monja repitió la operación y no vio ningún jabón.

¡Intentó tirar una vez más, y nada!

Otra vez y otra vez, todo para recibir un jabón para ella, y nada.

Hasta que luego de varios intentos gritó, llena de entusiasmo:

– ¡WOW! ¡La estatua también tira Shampoo!


Al encontrar a Dios

Un anciano judío muere y, al encontrar a Dios en el paraíso, le cuenta su vida.

– Lo peor que me ha pasado es que mi hijo se convirtiera al catolicismo.

– A mí también me pasó, -contesta Dios.

– ¿Y qué hiciste? -pregunta el judío.

– Un nuevo testamento…


Una monja cruza el bosque rumbo a su convento cuando aparece entre los árboles un joven desnudo que la tira al suelo y la viola.

Una vez consumado el hecho este joven se arrepiente y se lamenta:

– Soy un criminal, no merezco el perdón. Haberle hecho esto a Ud. ¿Que pasará con Ud. hermanita?

¿Qué va a hacer?

– No te apenes hijo, iré a confesarme y diré que al cruzar el bosque un joven me violó por tres veces consecutivas… Digo… Si no estás muy cansado…


 

“La gente que piensa que saben todo son una gran molestia para la que si lo sabemos todo”.-Isaac Asimov.

Déjanos un comentario