Chistes de Cara e Corcho (Vol. 8) / Chistes de Borrachos
5 (100%) 2 votes

Disfruta de la sexta entrega sobre; chistes de cara e corcho vol 8 (chistes de borrachos), diviértete con las mejores tramas y mini-historias. Se estarán publicando historias diariamente sobre diversos temas; la mayoría de los personajes de Fullchola; serán los encargado de la categoría. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clásicos!

Para mas chistes: Chistes de Cara e Corcho (Vol. 7) / Chistes de Borrachos

Chistes de Cara e Corcho Vol 8


Un tipo completamente borracho, como una cuba, a las tres de la mañana, llega a un edificio y observa curioso el portero eléctrico del mismo.

Levanta el dedo indice, cierra los ojos y se lanza contra los botones consiguiendo pulsar un botón. Al cabo de unos segundos, le responden.

– Diga?

– Hola, hics!, buenas noches, está Pepe?

– NO! -le responden malhumorado, y le cuelgan violentamente.

– Bueno, bueno, hics!, tampoco es para ponerse así. -dice el borracho disculpándose. Levanta el dedo índice de nuevo y lo deja caer otra vez al azar sobre el panel de botones. Al cabo de unos segundos, oye una voz.

– Quién es?

– Está Pepe en casa, señora?

– Sabe usted que hora es? Ud. esta loco?

– Las… cuatro de la mañana.

– Váyase ahora mismo de aquí si no quiere que llame a la policía, borracho!

– Y lo que me ha costado, vieja, hics!, histérica.

Como le han colgado, levanta nuevamente el dedo índice, apunta al centro del panel se vuelve a lanzar, apretando otro botón. Al cabo de unos segundos, le responden.

– Si?

– Buenas doches, hics!, está Pepe en casa?

– Está de juerga con sus amigos y no se donde puede estar, quién le llama?

Y el borracho, con la cara iluminada, responde a gritos:

– Maríaaa, hics!, asómate a la ventana a ver si yo soy tu Pepe, hics!…


El Borracho y…

…y con una sonrisa en la cara el borracho grita:

– Un aplauso para el asador!

…estaba en el crematorio de la suegra.


Un borracho iba caminando de madrugada camino a su casa , cuando le entran unas ganas tremendas de cagar, entonces ve una casa con jardín en la parte delantera y decide cagar allí. Luego de dejar tremendo garco se para se sube el pantalón y cuando voltea, el césped estaba completamente limpio, no había ni rastros de lo que había hecho. Dice no puede ser! esto es imposible! y se va a su casa.

Al día siguiente la curiosidad lo mataba así que decidió regresar a la casa esa. Llama a la puerta y sale el dueño de la casa, entonces el borracho empieza a explicar que anoche había cagado en el jardín y que cuando volteó ya no había nada, y había quedado muy intrigado. Entonces el dueño voltea y grita:

– Querida!, acá está el que se cagó encima de la tortuga!


Un borracho llega a su casa bien pasado de copas… y toca la puerta de su casa toc.. toc.. toc.. y no le abren, entonces grita el borracho a su mujer:

– Golondrina hic… hic… abreme la puerta, pichoncita abreme hic… hic… la puerta, gorrioncillo pecho amarillo ábreme la puerta hic… hic…

Y en eso su mujer tiernamente va y le abre la puerta, el borracho la ve y le dice:

– ¿Por qué no me abrías, URRACA?


Dos borrachos discutían lo que veían en el cielo: para uno era el sol, y el otro decía que era la luna, no el sol, no la luna. Y así largo rato hasta que ven venir a otro borracho, y deciden despejar su duda preguntandole a él. Entonces uno le pregunta:

– Disculpe señor, mi amigo y yo tenemos una confusion y ud. nos puede sacar de la duda. El dice que el que esta allá arriba es el sol y yo digo que no, que es la luna.

Este mira el cielo y responde:

– Perdónenme, yo no soy de este barrio.


Un borracho entra a una cantina nueva en el barrio y pide un trago:

– Deme un tragooo…

El cantinero lo mira fuertemente y se va asi pasa como tres veces. Entonces el cantinero le dice:

– Mire señor, aquí solo se le da trago a la gente que lo pide en rima.

Entonces el borrachito se queda pensando y le dice:

– Deme un ron cañero, para que venga el negro y se coja al cantinero.

El cantinero se pica y le responde:

– Mejor un agua ardiente para que venga el negro y se coja al cliente.

Entonces en eso llega un marica y les dice:

– No, no, mejor un ron marqués para que venga el negro y nos coja a los tres!


Sale Cara e Corcho de un bar después de una larga noche de copas. En eso pasa un Almirante y Cara e Corcho le dice:

– Ey, conserje! consígame un taxi.

– Oiga, que yo no soy conserje, soy almirante.

– Entonces consígame un barco.


Via labiaba.com.ar

Déjanos un comentario