Chistes de Cara e Corcho (Vol. 5) / Chistes de Borrachos
5 (100%) 1 vote

Disfruta de la quinta entrega sobre; chistes de cara e corcho vol. 5 (chistes de borrachos), diviértete con las mejores tramas y mini-historias. Se estarán publicando historias diariamente sobre diversos temas; la mayoría de los personajes de Fullchola; serán los encargado de la categoría. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clásicos!

Para mas chistes: Chistes de Cara e Corcho (Vol. 4) / Chistes de Borrachos

Chistes de Cara e Corcho Vol. 5


Los 3 cafés

Entra un señor en un bar…, el camarero educadamente le pregunta:

– ¿Qué desea?

A lo que el señor le contesta:

– Quiero… 3 cafés.

¿3 cafés? – le pregunta el camarero sorprendido.

– Si, uno para mí, otro para vos, y otro para tu puta madre. -le contesta el señor.

El camarero, bastante molesto, se aguanta las ganas de darle un puñetazo con temor a que lo despidan, y piensa… “quizás sea la última vez que venga por aquí, no vale la pena”.

Al día siguiente el camarero acaba de abrir el bar, cuando de nuevo, atónito, ve como el mismo señor del día anterior entra al negocio.

El señor se acerca hasta él y le dice:

– Quiero 3 cafés.

El camarero ya mosqueado por el día anterior le vuelve a preguntar:

– ¿3 cafés?, a ver ¿para quién?

El señor le contesta:

– Uno para mí, otro para vos, y otro para tu puta madre.

El camarero ya no se aguanta las ganas, sale de la barra y le da una paliza enorme. Al final el señor se va casi sin poder caminar, y el dueño del bar no despide al camarero puesto que el comportamiento del mismo ha sido justificable.

Al día siguiente el camarero colocaba las tazas de café, cuando increíblemente ve aparecer al señor por la puerta con un ojo morado, la pierna vendada, el brazo enyesado. El señor se acerca a él y le dice:

– Quiero 2 cafés.

El camarero enrarecido le pregunta:

– ¿Dos cafés? ¿para quién?

– Uno para mí, y otro pa tu puta madre. Para vos no porque te pone muy nervioso…


A la salida de la fiesta

Una noche un oficial de tránsito se dedicó a vigilar el estacionamiento de un bar en el que se realizaba una gran fiesta. Cuando llegó la hora de cerrar, el policía vió salir a un hombre tambaleándose, hablando incoherencias y con una botella en la mano.

El hombre tropezó, cayó, se levantó y sacó sus llaves. El policía vio cómo el hombre intentó abrir siete autos, antes de encontrar el suyo. Cuando logró entrar, estuvo varios minutos tratando de encontrar la llave correcta para arrancar.

Tardó varios minutos en encontrar la llave correcta, siempre bajo la mirada vigilante del oficial. Ya todos los demás participantes se habían marchado. Cuando por fin el tipo logró encender su auto, se dirigió a la entrada del estacionamiento. Ahí el policía lo detuvo, le ordenó salir del auto y le realizó una prueba de alcoholemia.Para sorpresa del policía, la prueba dio como resultado 0.0.

– ¡Ésto no es posible! -exclamó. -Lo ví salir completamente borracho del bar, pero no tiene ni una gota de alcohol en su sangre. ¿Qué clase de persona es usted?

Y el hombre le respondió sonriendo:

– Soy el señuelo de esta noche…


Resulta que un tipo entra a un bar, lo llama al barman, le pide una cerveza y le dice:

– ¿Querés hacer una apuesta? te apuesto 50 dólares a que meo en aquel vaso desde este lado de la barra sin derramar una sola gota afuera.

El barman se muere de risa:

– Eso es imposible, el vaso esta a cinco metros. Claro que te los apuesto!!

Así que el tipo se baja el cierre, la saca y entra a mear. Y mea la barra, las botellas, la caja y al propio barman. Mea todo excepto el vaso. El barman se rie y le dice:

– Perdiste, te dije que era imposible.

A lo que el tipo contesta:

– ¿Ves aquellos cinco tipos jugando al pool? Les aposte 20 pesos a cada uno a que meaba tu barra, tus botellas, la caja, a vos, y que te ibas a reír.


Pepe, ara e Corcho y Andurria entran borrachos en un bar…

Pepe y Cara e Corcho llevan a Andurria, que se cae y queda tirado en el piso. Ciego de vino. Paco vomita apenas se sienta en una mesa y Pepe grita:

-Sírvame 2 vinos para mi y 2 para mi amigo de la mesa…

-Y el del suelo?

-Pero no hombre! Andurria tiene que conducir!


Entre dos borrachos:

– Yo dedico 200 pesos semanales a lucha contra el alcohol.

– Vamos, por favor!

– Que sí, te lo digo de verdad, cuanto más bebo yo, menos beben los demás.


¿Una suegra en el Bar?

Un hombre entra a un bar y ordena un scotch, minutos después otro. El barman observa que el hombre a la vez que bebe, introduce su mano en el bolsillo y saca algo, lo ve, y lo vuelve a ocultar. Su curiosidad no puede más y se le acerca al hombre y le pregunta:

– ¿Qué es lo que sacas del bolsillo y ves con tanta insistencia?

– Es una foto de mi suegra. Cuando ella se empieza a ver agradable, es hora de parar de beber.


Hace tiempo había un toque de queda a las ocho en Belfast, Irlanda. Dos soldados van paseando por la calle cuando ven a un borracho que va de un lado de la acera al otro haciendo eses; entonces uno de los soldados levanta su rifle, apunta, dispara, y mata al borracho en el acto.

– Pero hombre, que te pasa, por que le has matado si solo son las siete y media?

Es que conocía a ese desgraciado, y a ese ritmo no le iba a dar tiempo de llegar a su casa antes de las 8.


Un borracho entra a un bar y le dice a su compañero:

– ¡Ojalá que todas esas bebidas las tiraran al fondo del mar!

– ¿Por qué? ¿Estás en alcohólicos anónimos?

– ¡No, yo soy buzo!


Via labiaba.com.ar

Déjanos un comentario