Chistes de Cara e Corcho (Vol. 4) / Chistes de Borrachos
5 (100%) 1 vote

Disfruta de la cuarta entrega sobre; chistes de cara e corcho vol 4 (chistes de borrachos), diviértete con las mejores tramas y mini-historias. Se estarán publicando historias diariamente sobre diversos temas; la mayoría de los personajes de Fullchola; serán los encargado de la categoría. ¡Ahora comienza a disfrutar de estos  grandes clásicos!

Para mas chistes: Chistes del Abate Nicanor Vol. 2 / Chistes de Religiosos

Chistes de Cara e Corcho Vol 4


Sale un borracho casi ahogado de una cantina. En el primer banco del primer parque que ve cae boca abajo y se queda profundamente dormido. Pasa un pervertido, lo ve de ese modo, le baja los pantalones y ¡ZAS! se lo coge! Como el borracho ni se movió, el pervertido se conmueve y le mete un billete de $10 en el bolsillo y se va.

Al día siguiente… despierta el borracho sintiéndose muy mal y le ruega a la Virgencita que lo ayude. Se empieza a esculcar los bolsillos y dice “¡MILAGRO!” Corre a la cantina, pide cinco tequilas, se los toma, se vuelve a poner pa’trás.. sale de la cantina, cae en la misma banca, del mismo parque, se vuelve a quedar dormido y ZAS! se lo vuelve a coger el mismo pervertido. Ahora el pervertido le deja un billete de $20. El otro se despierta todo mareado, se esculca otra vez esperando otro MILAGRO y al encontrarse el billete, se va de vuelta a la cantina y se pide 10 tequilas…. pasa lo mismo que las dos veces anteriores y esta tercera vez, el pervertido le deja un billete de $50.

Emocionado, el borracho corre a la cantina y le pide al barman una botella de whisky. El cantinero le dice que le muestre primero el dinero, que nadie cambia así no más de trago.

El borracho le paga con los cincuenta dólares por adelantado y le dice:

– ¿Sabes qué?… ahora te pedí whsky porque noté que tomando tanto tequila después me arde muchísimo el culo…


– Pues sí, mi padre bebía mucho, pero la verdad es que tú y yo también beberíamos demasiado si tuviésemos su problema.

– No tenía ni idea, ¿cuál era su problema?

– Era alcohólico.


Había un colectivo lleno de gente y salta Cara e Corcho y dice:

– ¿A quién se le perdió un fajo de billetes de $100 que están unidos con un hilito?

Levanta la mano un señor y le dice:

– A mí…

– Ah, tome, encontré el hilito.


Dos borrachos están en un velatorio y ven entrar a un viejito de unos 80 años en silla de ruedas. Entonces uno le dice al otro:

– ¿Sabés cómo le dicen al ancianito?

– No, ¿Cómo le dicen?

– “Película a estrenar”.

– ¿Por qué?

– Próximamente en esta sala.


El Cara e Corcho y su tristeza

Se encuentra Cara e Corcho llorando frente a un letrero, y pasa un amigo y le pregunta:

– ¿Por qué lloras?

Él le indica el letrero y dice:

– Ya no hay vergüenza en este país, ahí dice “Se vende madre sin sentimiento”.

– ¡Pero no seas bruto!, ahí dice que “Se vende madera, zinc, cemento”.


Una cervecita antes de que empiece

Un hombre llega a su casa, se sienta en su silla favorita prende la televisión, y le dice a su esposa:

– Querida, tráeme una cerveza enseguida, antes que empiece.

La esposa lo mira con un poquito de curiosidad, pero lo complace y le trae una cerveza, cuando de repente termina la cerveza y le dice:

– ¿Me traes otra cerveza ? apúrate, que ya debe estar por empezar.

A este punto la doña se pone un poco enojada pero se lo trae para complacerlo otra vez, y otra vez él se la toma y una vez más le dice:

– Rápido, apúrate y tráeme otra cerveza, que ahora seguro que empieza!

En ese momento se enoja la doña y le dice:

– Que desgraciado eres eh!, entras por esa puerta, te sientas, ni siquiera me das un beso, y después me tratas como una esclava, sin pensar como pasé el día, limpiando, lavando ropa, y cocinando para vos?

Y el tipo la mira y dice:

– Ay carajo, ya empezó!


La promesa de Cara e Corcho

Dos borrachos: Pepe y Cara e Corcho se encuentran en un bar, y este ultimo bebe su trago con una pajita. Cuando ve que su amigo lo mira extrañado, le explica:

– Es que le prometí a mi mujer que no volvería a poner mis labios en una copa…


Bebedor veloz!

Pedrito entra en un bar y pide doce tragos, una vez servido comienza a tomarlos tan rápido como puede.

El cantinero le dice:

– ¡Pero caramba muchacho! ¿Por qué bebe tan rápido? Tiene tanta sed?

Pedrito le contesta:

– Usted bebería tan rápido como yo si tuviera lo que yo tengo…

– ¿Y qué es lo que tiene…? – pregunta intrigado el cantinero…

Y cuando Pedrito se toma la última responde:

– Cuarenta y siete centavos…


via labiaba.com.ar

Déjanos un comentario