El rel madrid logra respirar alejándose de sus rivales por puntos
Califica esta publicación

Madrid

Real Madrid respiró. Salió a enfrentar a la Real Sociedad para cerrar la jornada dominical a sabiendas que no podía fallar. El empate del Barcelona 1-1 ante el Betis y la sorpresiva derrota del Sevilla en casa del Espanyol por 3-1, le daban la oportunidad de sacar cuatro puntos de ventaja (y un partido pendiente) a sus seguidores más cercanos y no podía fallar.

Presión añadida, o motivación, según se mire. Zinedine Zidane y sus jugadores prefirieron lo segundo y acabaron venciendo por 3-0 al cuadro vasco.

“Sabíamos que éramos líderes antes de empezar la jornada y ahora somos más líderes aún”, dijo Zidane en rueda de prensa tras el encuentro disputado éste domingo en el Santiago Bernabéu.

“Es una motivación más, porque cuando ves a tu rival pinchar y perder puntos, te dan más ganas de hacerlo bien. Lo comentamos (en el vestidor), pero lo más importante somos nosotros y podemos estar contentos por el contenido del partido. Conseguimos tres puntos y sin encajar”.

Era una victoria “importante” y “necesaria”, según reconoció el entrenador. Los reconcilió con la grada, en parte, pues no han desaparecido del todo las rechiflas e incluso Cristiano Ronaldo se llevó su dosis de reclamos al fallar una oportunidad clara; y sobre todo, devolvió la confianza a un equipo que llevaba un par de semanas dando tumbos y acabó eliminado en la Copa del Rey.

Sin pretensiones de dar una actuación sobresaliente, aferrarse al balón, o experimentos riesgosos. El Real Madrid, mermado por las bajas, por una vez optó por el pragmatismo. Sólo tuvo el 44 por ciento de la posesión del balón y muy escasas oportunidades de gol, siete disparos en total, y sólo cuatro de ellos a puerta, por los nueve intentos de la Real Sociedad.

“La posesión no es todo, a veces necesitas profundidad”, señaló Zidane, quien destacó por encima de cualquier otro detalle, el hecho de que su equipo por fin lograra mantener la puerta a cero después de cinco partidos encajando gol.

“Creo que al final no hemos logrado muchas ocasiones y nosotros hicimos un partido muy serio, sobre todo atrás. Estábamos muy bien atrás. Luego en la presión fue complicado en la primera parte. En la segunda lo hicimos mejor jugando a la contra”, señaló.

Resultó que funcionó casi mejor de lo que esperaba, pues convirtieron el 75 por ciento de sus disparos a gol. Todos a la contra.

Y es que el entrenador francés tiene el ojo puesto en el título de Liga –el club, en realidad, desde que no se han proclamado campeones en cinco años– y casi ha sido un alivio para el equipo (que sigue con seis bajas por lesión) soltar una competición.

Si bien Zidane ha expresado que “prefería” seguir en la Copa, lo cierto es que dará tiempo para recuperar a hombres importantes, como Modric y James que, según el francés, vuelven al grupo la próxima semana, y Bale, quien ya trota aunque, como ha explicado Zidane, “va a tardar un poco más” y es probable que no esté listo, siquiera, para la ida de los octavos de final de Champions Legue frente al Nápoles del próximo 15 de febrero.

Por lo pronto, tiene la tranquilidad de haber iniciado la segunda vuelta afianzándose en la primera plaza.

“Habrá momentos complicados, pero hay que disfrutar esta victoria y pensar en la próxima semana. Vamos a tener más tiempo para descansar y después cargar las pilar para enfrentarnos a otro rival”, apuntó.

Fuente: ESPN

Déjanos un comentario