Miguel Cabrera fue nombrado el mejor de la semana
Califica esta publicación

El slugger venezolano Miguel Cabrera fue reconocido como el Jugador de la Semana en la Liga Americana, luego de guiar a los Tigres de Detroit a una foja de 5-1 en el lapso comprendido entre el lunes 16 y domingo 22 de mayo.

El maracayero tuvo un arranque lento en la actual temporada de las Grandes Ligas, pero en las dos últimas semanas ha encontrado el ritmo y su despertar coincide con el gran momento del conjunto bengalí.

En la semana, el inicialista bateó .500, producto de 11 indiscutibles en 22 turnos, con porcentaje de embasarse de .538 y 1.000 de slugging, además de tres conexiones de cuatro esquinas y seis remolcadas.

En el cierre de la serie de los Felinos contra los Rays el domingo, Cabrera bateó de 3-3 con un vuelacercas antes de salir del juego debido a una contusión en la rodilla izquierda, aunque en el juego de anoche aparecía en el lineup.

Cabrera ha recibido la referida distinción semanal en 14 oportunidades durante su carrera.

En esta oportunidad compartió el galardón con su compañero de equipo Cameron Maybin, quien hizo su debut en la presente temporada el 16 de mayo tras lesiones en la muñeca izquierda y en el hombro derecho.

El jardinero tuvo promedio de .600 con porcentaje de embasarse de .652, .750 de slugging, un jonrón, cinco impulsadas y cuatro bases robadas en sus primeros seis duelos.

Casualmente, el guardabosque comenzó su carrera con los Tigres en el 2007, pero fue uno de varios jugadores enviados a los Marlins en el canje por Cabrera.

En la Liga Nacional los honores correspondieron al abridor de los Mets de Nueva York, Noah Syndergaard, quien estuvo intraficable en par de presentaciones.

La semana pasada en el Citi Field, el derecho tuvo dos aperturas consecutivas con al menos 10 ponches y sin otorgar pasaportes.

El martes pasado, frente a los Nacionales, Syndergaard tiró siete entradas en blanco y abanicó a 10 bateadores. Cinco días después, maniató a los Cerveceros, con 11 ponches en siete episodios y apenas una carrera sucia.

 

Vía: http://www.elimpulso.com/

Déjanos un comentario