La antorcha olímpica de Río 2016 camina por Goiás
Califica esta publicación

El Relevo de la Antorcha Rio 2016 hizo el jueves (5 de mayo) un viaje hacia la profundidad de la historia brasileña Goiás al atravesar de calles de adoquines patrimonio de la humanidad mientras los residentes le daban la bienvenida a la llama Olímpica con su tradicional hospitalidad rural.

Por segundo día, la antorcha continuó su viaje en el estado rural de Goiás en la región centro-occidental del país. La primera parada fue la localidad agrícola de Itaberaí, donde la llama paseó en un carro llevado por bueyes. Los habitantes del lugar se mostraron contentos de mostrar su cultura al mundo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El relevo luego se movió a la histórica Cidade de Goiás, declarada patrimonio mundial por la UNESCO. Esta pintoresca ciudad colonial, llena de encanto con viviendas de piedra blanca, fue fundada durante la fiebre del oro a inicios de siglo XVIII y fue la capital del estado de Goiás hasta 1937.

Lejos del ajetreo de la Brasil urbana, la localidad está tan bien preservada que frecuentemente es usada como escenario para películas y programas televisivos. Sus habitantes hasta le cantaron una serenata a la llama Olímpica a su paso frente a sus ventanas…

La ex capital se llenó de vida el jueves con la llegada de la antorcha, especialmente cuando Silvia Curado, una residente de 83 años que por 60 años se ha ganado a sus vecinos con sus dulces y masas, la tuvo en sus manos. “Nunca soñé que esto podía pasar”, dijo luego de completar su tramo del relevo. “Fue maravilloso tener la antorcha. Fue un regalo de los dioses”, agregó.

La historiadora local y bloguera Maria Antonieta Ramos Jubé Carneiro, una alegre señora de 80 años, fue otra afortunada relevista. “Fue uno de los mejores momentos de mi vida”, dijo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Debe haber algo en el aire de Cidade de Goiás que alarga la vida. La hija más famosa de la localidad es la poetisa Cora Coralina, que publicó su primera colección a la tierna edad de 75 años y vivió luego por otros 20 años. Su casa es actualmente un museo que rinde tributo a la simpleza de su vida y a sus versos. La mascota Olímpica, Vinicius, la visitó.

Goiás y su capital actual, Goiânia, toman sus nombres del pueblo indígena Goyaz, que vivió en el área antes de la llegada de los europeos. Unos 80 años después de su fundación, Goiânia había crecido para convertirse en una bulliciosa ciudad con 2 millones de almas, pero siempre mantuvo la cordialidad de una ciudad rural. Probablemente ayude que cuente con más espacio verde por habitante que otra ciudad de Brasil.

Su ritmo subió un cambio cuando se aproximaba el relevo este jueves. Un grupo ecléctico de relevistas esperaban la antorcha, incluyendo al campeón brasileño de la guitarra de aire.

Una de las primeras actividades pautadas para la llama fue dar un paseo en el flamante cable carril que fue construido en uno de los principales parques de la ciudad. Luego, en la tarde, dos ascendentes jóvenes estrellas de la música sertanejo, João Neto y Frederico, portarán la antorcha. Goiânia es uno de los centros de la música country brasileña y la ciudad ha sido celebrada en varias canciones folk.

 

Vía: https://www.rio2016.com

Déjanos un comentario