Klose y su pacto con el diablo
Califica esta publicación

Ser el goleador de la selección alemana de fútbol no es tarea fácil para cualquiera que lo intente. Incluso los aficionados más jóvenes siempre piensan en Gerd Müller. “El Torpedo” del Bayern Múnich sigue estando en los corazones de los ‘futboleros’ alemanes. Sin embargo desde el 24 de marzo del año 2001, día en el que debutó con la selección, la historia comenzó a cambiar. Miroslav Klose puede convertirse este verano en el máximo goleador de la selección alemana y en el tercer futbolista del mundo en marcar en cuatro mundiales.

Otro récord a su alcance en Brasil está en poder alcanzar y hasta superar a Ronaldo como máximo goleador de los mundiales con hacer tan sólo dos goles. Actualmente el polaco-alemán lleva 14 goles anotados; 5 tantos en el mundial de Japón; 5 goles en el de Alemania del año 2006 y en el último celebrado en Suráfrica, Klose marcó otros 4 goles. Ha marcado con la selección 68 goles en 131, los mismos tantos que Müller, aunque él los hiciera en tan sólo 62 partidos, la mitad que Klose. El delantero de 35 años, actualmente en la Lazio, nació en Opole (Polonia).

Tuvo que trasladarse a Francia ya que su padre era futbolista del Auxerre y después del Kusel alemán, donde Miroslav ya despuntaba como goleador. Después de ficharle el Kaiserlautern pasó al Werder Bremen donde sus goles le llevarón a la selección donde aún se mantiene. En la memoria de los aficionados además de sus goles, está el recuerdo de un detalle de elegancia deportiva. En la temporada 2004/05 a Klose le señalaron un penalti a favor frente al Arminia Bielefeld con empate a cero en el marcador y el goleador le dijo al arbitro que se había resbalado y que no había habido falta. Pese a todo el colegiado lo señaló y Klose lo lanzó fuera a propósito.

La Federación Alemana le otorgó el premio Fair-Play y se ganó también el cariño de todos por el detalle. Joachim Löw, seleccionador alemán, seguirá confiando en el olfato goleador de un veterano que jugará el Mundial 2014 junto a otros delanteros como Kevin Volland del Hoffenheim, Lukas Podolski del Arsenal, André Schürrle del Chelsea o Thomas Müller del Bayern Múnich. Todos mucho más jóvenes que Klose pero que parten con desventaja en la lista de favoritos del seleccionador que quiere colaborar con él para entrar en la historia y en señal de agradecimiento por su profesionalidad y entrega a la selección alemana, convocatoria a convocatoria. Sin duda, Klose ha hecho un pacto con el diablo.

Cortesía de sportyou.com

Déjanos un comentario