James Rodríguez vive un calvario en el fútbol
Califica esta publicación

El final de la temporada se acerca para el Real Madrid, tres partidos (dos de ligas y final de Champions League) para saber con qué sensación cerrará el equipo esta campaña. Pero hay un jugador que está en una especie de limbo por su situación: James Rodríguez.

La figura colombiana vive algo atípico a su calidad y a la condición de “estrella” con la que llegó hace un año. James la temporada pasada participó en 29 partidos de Liga, colaborando con 13 goles y 13 asistencias; en total jugó 2290. Esos números contrastan demasiado con la actualidad donde solo ha visto 1381 minutos, repartidos en 24 encuentros, anotando siete goles y la misma cantidad de asistencias. Con Ancelotti su entrada al campo estaba asegurada; con Benítez, y ahora, con Zidane eso no pasa. Pero ¿qué ocurrió para que cambiara tanto en una temporada?

El esquema condena a James

Muchas teorías circulan sobre lo que está viviendo. Desde España algunos medios hablan del hecho en sí de su escasa participación, desde un punto de vista neutral; en Colombia se especula que es cuestión de gustos del estratega francés; si se va al centro todo se entiende con las decisiones de Zidane.

Las alineaciones del galo son claras en este sentido porque juega con un esquema y con un estilo muy marcado y entre los jugadores para interpretarlo el futbolista cafetero no entra.

Con el 4-3-3, los tres de arriba (Benzema, Bale y Cristiano Ronaldo) son incuestionables; en el medio, Modric y Kroos son base para Zidane y en esa línea, después de fallar (la caída contra el Atletico Madrid en Liga fue clave) reparó en que el equilibrio se lo daba Casemiro. El brasileño entró y desde entonces el Madrid no cae. Si fuera cuestión de algo en contra del neogranadino entraría Isco de titular, pero el malagueño también es banca, sencillamente no entra en los planes.

Tercer cambio o no jugar

Otra interrogante surgió con la plaga de lesiones en la plantilla merengue, porque ni así James ingresaba en los planes de Zidane, que incluso se quedaba en el banco y en los cambios Lucas Vázquez, Isco y Jesé entraban antes que él.

La respuesta se encuentra otra vez en el esquema. Zidane, se podría decir, es muy fiel al lema de “lo que está bien no se toca”; estos jugadores no tienen el gol de James (cierto) pero otorgan características específicas que se adecúan mejor a los que sustituyen. Vázquez y Jesé puede jugar por las bandas, allí James se pierde; el canario puede sustituir a Benzema (como hizo contra el City) con lo que los demás conservan sus puestos, el colombiano no entra como delantero centro; e Isco tiene aptitudes similares al neogranadino, pero el andaluz tiene defiende un poco más.

Cuando le ha tocado participar James no se ha mostrado tan asertivo como en otros tiempos, pero su calidad es innegable, con Colombia lo demuestra y con el Madrid en ocasiones como ante el Getafe también. La falta de minutos y la confianza pueden influir, eso no se discute, pero también va del propio James mostrar que se puede ajustar a otros puestos, como si han hecho otros futbolistas de la plantilla.

En la cuenta de Instagram de Meridiano se hizo la pregunta ¿Qué le pasa a James Rodríguez? Y muchas respuestas se dieron, pero la mayor parte coincide en que dentro del equipo el colombiano, por ahora, no tiene cabida. James tiene contrato en vigor y puede tratar de ganarse un puesto la próxima temporada o, como muchos en su país le piden, salir de la “Casa blanca” en busca de minutos. Los últimos partidos de la campaña se acercan y la decisión del cafetero puede que también.

 

Vía: http://www.meridiano.com.ve/

Déjanos un comentario