Conoce El plan de Zidane para Milán
Califica esta publicación

Los jugadores del Real Madrid regresan este martes a los entrenamientos después de que Zidane les diera dos días libres tras conocer que su victoria en Riazor no fue suficiente para ganar la Liga. “Descansad y no penséis en fútbol. Al volver prepararemos muy bien la final”, fue el mensaje del francés a sus futbolistas el pasado sábado. Por delante, Zizou tiene 12 días para planificar el encuentro de Milán ante el Atlético. Una cita vital para la que el técnico, junto con sus ayudantes, ya ha trazado una hoja de ruta para llegar en plenas condiciones físicas y anímicas al choque de San Siro.

Once fijo

Zidane ya tiene decidido su once para el asalto a la Undécima. Fue el que venció en el Camp Nou (1-2) y el que consumó la remontada ante el Wolfsburgo (3-0). Apunten: Keylor; Carvajal, Ramos, Pepe, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; Bale, Benzema y Cristiano. El francés se decantará por el empuje de Carvajal en el lateral (Danilo decepcionó) y por su fórmula intocable: Keylor+Casemiro+BBC. El portero está cuajando una temporada espléndida y ha sostenido al equipo con sus paradas, el brasileño le dio al equipo el equilibrio necesario en una zona que habitualmente descuidada por la reticencia de los tres de arriba a comprometerse en tareas defensivas, mientras que el poderío del tridente de ataque le hace ser innegociable. 98 goles han marcado entre los tres esta campaña (51 Cristiano, 28 Benzema y 19 Bale). Este fue el once que Zizou alineó en la última jornada frente al Deportivo, en una última prueba antes de Milán (0-2, doblete de Cristiano).

Plan físico

El plano físico fue la gran preocupación de Zidane desde que aterrizó en el banquillo blanco, el 4 de enero. Nada más llegar observó que la plantilla tenía un gran déficit en este apartado y llevó una minipretemporada aprovechando que el Madrid no jugaba entre semana al haber sido eliminado de la Copa por la alineación indebida de Cheryshev. La plantilla obtuvo frutos de ese trabajo específico (se incidió, sobre todo, en la velocidad de reacción y en la potencia en los primeros metros) y ha acabado la Liga a buen nivel. Lo que pretende Zidane en estos 12 días es precisamente eso, hacer otra minipretemporada para encarar la final con intensidad. Algo de lo que careció el Madrid en el último enfrentamiento contra los de Simeone y que el galo considera imprescindible para doblegar a los rojiblancos. “Había que correr más, se quejó Zizou tras la derrota ante el Atlético. Curiosamente, desde esa derrota Casemiro y su capacidad para abarcar campo se ha hecho imprescindible… Por eso, Bernardo Requena y Hamidou Msaidie, los ideólogos de la preparación física del Madrid, ya han diseñado el programa físico para la final del 28 de mayo: intenso, con mucho ejercicio aeróbico, pero que sin sobrecargar a los jugadores (con especial cuidado a Cristiano, que arrastra un golpe del partido ante el Depor aunque no tiene importancia, y de Lucas Vázquez, que sale de una lesión).

Partidillo

En el cuerpo técnico están meditando organizar un partidillo con algún equipo juvenil de la cantera. Los blancos estarían casi dos semanas sin disputar un enuentro y el francés cree que es importante mantener ese ritmo competitivo que el Madrid ha alcanzado en el tramo final de la temporada y que le ha llevado a ganar 12 encuentros consecutivos. Aún no se ha decidido, pero esta medida está subrayada en el cuaderno de Zidane.

Trabajo táctico

“Perder un derbi en casa con el Atlético es un golpe muy duro. La responsabilidad es sólo mía”, declaró Zidane tras perder 0-1 contra el Atlético el pasado 27 de febrero. Simeone le dio un repaso táctico y anímico al Madrid y esa espina sigue clavada en el francés, que está buscando la fórmula para atacar una defensa muy cerrada que hace muy bien el dos contra uno en banda. Su idea es aprovechar la solidez de su trío del centro del campo (Casemiro-Kroos-Modric) para dar más libertad a los laterales y que éstos lleguen a línea de fondo.

Lucas Vázquez como impulso

El gallego está recuperándose de la lesión en la rodilla izquierda que sufrió ante el Valencia el pasado 8 de mayo (esguince colaterial medial), pero no tendrá problemas para llegar a la final del día 28. De hecho, Zidane prevé contar con él esta semana en los entrenamientos. Una gran noticia para el francés, que le ve como el impulso necesario si el encuentro de San Siro se tuerce. El gallego se ha convertido definitivamente en el jugador número 12 de Zizou. Siempre que el galo ha ‘tirado’ de él, ha acudido al auxilio con ese entusiasmo de un extremo de los de antes, incansable en las subidas y comprometido con el trabajo defensivo. Su entrada fue decisiva en Vallecas, dando oxígeno al equipo marcando el 2-2 y en el Etihad ante el City demostró que no le pesa la presión de un partido grande: fue el segundo jugador del Madrid que más balones robó (8) y llevó peligro constantemente desde la izquierda. Lucas Vázquez se perfila como la primera alternativa de Zidane por si el encuentro ante el Atlético se complica…

‘Enchufar’ a James

Zidane dispone para la final de Milán de casi todos sus hombres libres de problemas físicos (Lucas Vázquez aún no se ha entrenado tras sufrir ante el Valencia un “esguince colateral medial de la rodilla izquierda”), pero también quiere tener a todos ‘enchufados’ mentalmente para ganarle al Atlético. En este apartado, le inquieta James. El colombiano no está cómodo con su situación en el equipo (se ha visto relegado al banquillo) y ya ha empezado a pensar en un futuro lejos del Bernabéu, aunque el club le ha colgado el cartel de intransferible. Zidane no quiere que esa inestabilidad afecte a su rendimiento antes de la final y en cada conferencia de prensa aprovecha para lanzarle guiños. “Le quiero mucho, no puedo pedirle más”, dijo antes de medirse al Depor. Y en Riazor fue del primero del que tiró en los cambios. Salió tras el descanso sustituyendo a Cristiano…

Rebajar la presión

Zidane no variará su mensaje a la plantilla pese a ser consciente de que el equipo (y él mismo) se lo juegan todo a la carta de la final de la Champions. Sus órdenes serán sencillas, sin atosigar al jugador (como lo ha venido haciendo desde que llegó al banquillo) e intentando rebajar la tensión. En esto último se ha convertido en un experto. En las conferencias de prensa, ha sorteado las polémicas con una sonrisa.  “Es un partido más”, dijo Zidane antes de tener que remontar un 2-0 al Wolfsburgo. Y ese será el mensaje que dará a sus jugadores desde este martes. Rebajar presión para intentar el asalto a la Undécima.

 

Vía: http://www.msn.com/es-ve/

Déjanos un comentario