Trucos para no emborracharse mientas tomas
Califica esta publicación

Emborracharse es fácil. Sin embargo, tomar bebidas alcohólicas y mantenerse sobrio es mucho más difícil. Ya sea que quieras dejar de tomar bebidas alcohólicas por completo o practicar un poco de moderación, hay muchas maneras de frenar tu consumo de bebidas alcohólicas. Lo más importante es que recuerdes ceñirte a tus convicciones, ya que no emborracharte depende de ti y de ninguna otra persona.

Toma solo una bebida alcohólica por hora.

Una bebida podría ser un trago, una cerveza, una copa de vino o un coctel. Cualquiera que sea, toma solo una por hora. Esto evitará que te emborraches, ya que tu hígado podrá metabolizar el alcohol y sacarlo de tu sistema en una hora. Si te ciñes a esto, podrás tomar como si nada, pero te mantendrás sobrio. Bebe despacio. Disfrútalo y tómalo despacio en vez de terminarlo de un sorbo.

Establece un límite para la noche según tu tolerancia del alcohol.

Establece tu límite de antemano y cíñete a él. Si sabes que te emborrachas después de 3 cervezas, entonces tienes que separar esas cervezas lo suficiente para no desgastarte. Cada persona tolera el alcohol de una manera diferente; por lo tanto, no existe un número perfecto al cual ceñirse. Cuando tengas dudas, debes saber que la cantidad recomendada son 3 bebidas para los hombres y 2 para las mujeres.

Lleva dinero en metálico al bar en vez de una tarjeta, obligándote a dejar de tomar cuando te quedes sin dinero.

Las mujeres se emborracharán más rápido que los hombres debido a las diferencias en los tipos de cuerpo.

Mientras más peses, más alcohol podrás consumir en general antes de sentirte borracho.

Toma a conciencia.

Toma por placer, no para emborracharte. Saborea tanto el sabor como el aroma del alcohol en vez de tomártelo de un sorbo. Despilfarra en una bebida cara, pero que te guste mucho, porque va a ser la única bebida de la noche. Sea la que sea, valora sus matices lentamente.

Lleva el vaso a tus labios de vez en cuando e inclínalo. Sin embargo, en vez de tomarlo, simplemente inhala su aroma.

Prueba la bebida cuando la tomes. Si no sabe bien, entonces no vale la pena tomarla.

Cada persona tiene una tolerancia al alcohol diferente, así que toma por ti, no para demostrar algo o para seguir el ritmo de un amigo.

Toma agua antes después, entre y después de tomar bebidas alcohólicas.

Se ha demostrado que el agua ayuda a la absorción y descomposición del alcohol, y te da algo qué tomar antes de volver a llenar tu vaso.

Debes tener como objetivo tomar un vaso de agua antes de cada bebida alcohólica y después también toma un trago entre bebidas. Bebe el agua lentamente para poner más tiempo entre las bebidas alcohólicas.

Deja de tomar y come algo.

A diferencia de la creencia popular, la comida no evita que te emborraches. Sin embargo, puede desacelerar el tiempo en que la bebida alcohólica se demora en llegar a tu cerebro. Comer también te llena y evita que tomes bebidas alcohólicas en el ínterin.

Prepara cocteles para ti, diluyendo el alcohol.

Cuando tomes, cíñete a los cocteles que puedas controlar. Por ejemplo, puedes usar la mitad de alcohol y llenar el resto con gaseosa o una mezcla. Esto te ayuda a mantenerte involucrado en la fiesta y evita que tomes demasiado y muy rápido.

Toma una cerveza ligera con limonada para disfrutar un poquito del alcohol con responsabilidad.

Debes tener un compañero.

Fíjate si uno de tus amigos piensa tomar la misma cantidad de alcohol que tú y evita emborracharse. Pueden cuidarse mutuamente, apartando al otro si las cosas parecen salirse de las manos. También hace que te sea más fácil mantenerte sobrio si todos los que te rodean están sobrios, pero debes tener un amigo a tu nivel.

Debes saber lo que vas a tomar.

No aceptes cualquier bebida, especialmente en las fiestas. Aunque una bebida por hora por lo general es una buena pauta, los cocteles en las fiestas y eventos realizados en una casa pueden variar bastante. Además, son tan endulzadas que se oculta el contenido alcohólico real. Si te encuentras en esta situación, cíñete a la cerveza, el vino o mezcla tus propias bebidas.

Come una cucharada de levadura para anular algunos efectos del alcohol.

Una pequeña cucharada de levadura de la panadería ha demostrado descomponer el alcohol de la misma manera en que lo hace tu hígado, evitando que te emborraches. Simplemente mezcla la levadura en agua o yogur y tómalo antes de tomar bebidas alcohólicas. Aunque los efectos no son muchos, pueden disminuir potencialmente el contenido alcohólico en tu sangre de 20 a 30 %. Esto evitará que absorbas un poco del alcohol, pero no evitará que te emborraches.

 

Vía: http://es.wikihow.com/

Déjanos un comentario