Por qué suenan los frenos de tu carro
Califica esta publicación

La causa más común del sonido del los frenos se encuentra en las pastillas de freno. Cuando éstas están desgastadas o en malas condiciones es posible que al friccionar contra los discos se provoquen estos ruidos tan molestos. Debes saber que, además de molestos, son peligrosos porque disminuye la capacidad de frenada en seco de los vehículos poniendo en riesgo a los ocupantes del coche. Por lo tanto, en cuanto detectes un sonido diferente cuando pisas la palanca de frenado, lo mejor es que acudas a un mecánico para que examine el coche.

También es posible que los frenos suenen porque se abuse del sistema de frenos. Hay muchos conductores que tienen la mala costumbre de pisar el freno siempre en lugar de reducir la marcha o anticiparse y aminorar la velocidad de manera progresiva. Son los tipos de conductores que conducen un poco “a trompicones” y esto puede provocar que los frenos se estropeen y emitan sonidos.

Con un uso abusivo de los frenos, las pastillas exceden su límite de temperatura y pueden legar a cristalizar la superficie de contacto con el disco. Esto puede ocasionar que el disco se caliente demasiado y que se reduzca la capacidad de frenado, por lo tanto, puedes encontrarte con la situación de tener que frenar de emergencia y que el coche no te responda como debiera.

Otro de los motivos por los que suenan los frenos es por la acumulación de suciedad o de humedad en los mismos. La mayoría de los casos, la suciedad que se acumula es la que se desprende de las pastillas de freno durante la fricción; se suele almacenar en zonas como las guías o los émbolos haciendo que el movimiento se limite. Por eso, es importante que si sospechas que se ha acumulado suciedad o humedad (después de una escapada a la nieve, por ejemplo) y percibes un ruido en los frenos, acudas al mecánico para que lo examine y lo limpie, si es necesario.

 

 

Vía: En123

Déjanos un comentario