Esto sucede cuando un camaleón se mira en un espejo
Califica esta publicación

El color de los camaleones no es simple camuflaje, explica Eli Greenbaum, genetista evolutivo de la Universidad de Texas en El Paso. También cambia para reflejar variaciones de temperatura o emociones.

Y los machos, ciertamente, se ponen emocionales cuando ven a otros machos que podrían competir por hembras o hábitat.

“Los camaleones machos casi siempre cambian de color tan pronto como ven a otro macho, y en este caso, al verse en un espejo”, informa Daniel F. Hughes, estudiante de doctorado en el laboratorio de Greenbaum.

Cuando un camaleón macho ve a un “rival”, se sobresalta y cambia su camuflaje verde por tonalidades marcadamente amarillas, anaranjadas o incluso rojas, señala Michel C. Milinkovitch, biofísico de la Universidad de Ginebra.

Las lenguas de los pequeños camaleones propinan poderosos golpes

Píntame furioso

En 2015, Milinkovitch y sus colegas revelaron el proceso singular por el cual estos artistas de la transformación rápida modifican sus colores.

Los científicos pensaban que las células cutáneas superficiales que contienen pigmentos controlaban los cambios. En vez de ello, hallaron que dentro de otra capa de células cutáneas había una red de nanocristales, la cual se modifica para reflejar la luz de una manera diferente.

Cuando los camaleones están tranquilos, los nanocristales quedan muy juntos y reflejan luz azul y verde, y esto confiere al reptil su característico color verde.

 

Luego de enfrentarse por una hembra, el camaleón pantera macho vencedor luce sus colores de victoria, mientras que el perdedor adquiere un apagado tono marrón.

No obstante, cuando se sobresaltan, el espacio entre los nanocristales aumenta.

Así reflejan más luz con longitudes de onda más largas, como rojo brillante y naranja, colores que los vuelven más imponentes para sus competidores.

Los machos derrotados se oscurecen, comunicando: “Por favor, déjame en paz”, según un estudio dirigido por Russell Ligon, de la Universidad Estatal de Arizona. Y esa habilidad es muy importante, pues estos animales, de movimientos lentos, no pueden escapar con facilidad.

Damas pintadas

Pero, ¿qué hay de las chicas?

Los camaleones hembras cambian de color para comunicar a los machos su condición sexual, explica Hughes. Por ejemplo, según un estudio de 1998, la hembra del camaleón común presenta manchas de color amarillo para indicar su receptividad sexual.

Dice que tal vez haya menos señales sociales femeninas “porque ellas eligen, y los machos compiten para ser elegidos”.

¿Y si la hembra se mira en un espejo? Es posible que su reacción sea más sutil que la del macho, apunta Hughes, aunque no se tiene suficiente información sobre los camaleones hembras para saberlo a ciencia cierta.

 

 Luego de enfrentarse por una hembra, el camaleón pantera macho vencedor luce sus colores de victoria, mientras que el perdedor adquiere un apagado tono marrón.

“En general, no se ha entendido bien la comunicación hembra-hembra entre los camaleones”, prosigue, y podría ser menos evidente que las interacciones entre machos.

Como sea, los humanos nos ponemos verdes de envidia frente a un animal que se mira en el espejo y solo nota que tiene que cambiar de color.

 

 

Vía: National Geographic

 

Déjanos un comentario