¿Se puede predecir el autismo con ultrasonido en recién nacidos?
Califica esta publicación

Como sabemos, el autismo es un trastorno neurológico complejo que puede aislar en diferentes grados a una persona del mundo exterior, y que suele manifestarse a partir de los 3 años de edad.

En 2013 investigadores de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) publicaron un estudio que apuntaría en dirección a la posibilidad de detectar señales de autismo mucho antes, en recién nacidos, usando equipos de ultrasonido. Los investigadores querían confirmar la teoría de que podía haber señales físicas en el cerebro que indicaran la presencia de esta condición.

Estudios anteriores indicaban que los niños que nacen con bajo peso corporal, como los prematuros, corren mayores riesgos que los niños nacidos con peso normal; así que se le hizo seguimiento a un grupo de niños nacidos en 1980 y a los que se les hizo un ultrasonido poco después de nacer.

La teoría apuntaba a que los niños que podían llegar a ser autistas debían presentar distintas lesiones indicadoras de pérdida de sustancia blanca, que podían ser detectadas con ultrasonido. El seguimiento incluyó la realización de un test cuando los sujetos de estudio cumplieron 16 años para determinar el grado de autismo y descartar influencias ambientales.

Aunque los resultados de este estudio no fueron concluyentes, y aún se están debatiendo, los mismos podrían apuntar a un uso del ultrasonido para determinar con anticipación la aparición de esta enfermedad y poder comenzar a tratarla con terapias.

Por otro lado, hay médicos que se muestran escépticos en torno a la posibilidad de que estos equipos puedan servir para detectar de un modo temprano esta condición, e incluso hay neurólogos que han señalado al ultrasonido usado con demasiada frecuencia durante el embarazo, como un potencial causante de esta enfermedad, como lo ha señalado el neurólogo Manuel Casanova, de la Universidad de Louisville (Estados Unidos).

Sin embargo, cualquier cosa que ayude a determinar con anticipación si un niño sufre de autismo, probablemente sea bienvenida por los padres.

 

 

Vía: Supercurioso

Déjanos un comentario