¿Sabías que la forma en que duermes afecta a tu cerebro?
Califica esta publicación

A lo largo de los años se ha reafirmado la creencia de que algunas posturas para dormir pueden ser perjudiciales para la salud. Por ejemplo, el dormir boca abajo obliga a modificar la curvatura cervical lo que a futuro se traduce en mayores problemas como tendinitis u otros dolores que afecten nuestra calidad de vida. Pues bien, al parecer la postura al dormir no solo afecta los tendones y músculos, sino también nuestro cerebro.

¿Sabías que la forma en que duermes afecta a tu cerebro?

Un equipo de investigadores de la Universidad de Stony Brook en Nueva York, Estados Unidos, ha llegado a la conclusión de que la postura al momento de dormir puede llegar a afectar nuestro cerebro. En este sentido, explican que dormir en posición lateral en lugar de hacerlo boca arriba o boca abajo, ayuda a eliminar los residuos del cerebro que se acumulan durante el día.

Al reducir los residuos del cerebro mientras se duerme se logra reducir las probabilidades de sufrir enfermedades como el alzhéimer o el párkinson. Uno de los investigadores, Helene Benveniste, explica que la posición lateral para dormir es una de las más populares, no solo entre los seres humanos, sino también en algunas especies de animales. Esta posición lateral es ideal para eliminar los residuos metabólicos que se acumulan a lo largo del día mientras nos encontramos despiertos.

El estudio como tal consistió en el análisis y comparación de imágenes de resonancias magnéticas de contraste dinámico. El objetivo era captar el sistema glinfático de un grupo de ratones de laboratorio y lograr visualizar el complejo proceso que consiste en la eliminación de desechos que de alguna u otra forma perjudican el cerebro.

El estudio, publicado en la revista  Journal of Neuroscience, llega a la conclusión de que después de analizar y comparar las posturas más comunes al momento de dormir, la posición lateral es mucho más efectiva para eliminar todos esos desechos y sustancias químicas que a largo plazo pueden ser nocivas para la salud del cerebro. En propias palabras del líder del estudio, Helene Benveniste:

“EL ANÁLISIS NOS MOSTRÓ CONSISTENTEMENTE QUE EL TRANSPORTE GLINFÁTICO FUE MÁS EFICIENTE EN LA POSICIÓN LATERAL EN COMPARACIÓN CON LAS POSICIONES SUPINA O PRONA”

Así que ya lo sabes, todo absolutamente todo afecta nuestra vida, inclusive aquello que podemos pensar que es algo insignificante, como lo es la postura para dormir. Y tú, ¿en qué posición sueles dormir?

 

 

Vía: Supercurioso

Déjanos un comentario