Razones para sentirse orgulloso de ser venezolano (Parte II)
Califica esta publicación

Basta mirar al lado para comprobar que sobran los  motivos que hacen sentirse a gusto de ser venezolano. 25 y muchos más dones recuerdan cada día lo bueno  que es reconocerse de esta tierra.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
...por las seis cimas  del Proyecto Cumbre
Carlos Calderas, Martín Echevarría, Carlos Castillo, Marcus Tobía y Marcos Cayuso, integrantes del Proyecto Cumbre, han enclavado nuestro tricolor nacional en las más altas cúspides del mundo, entre ellas, Mc Kinley, en América del Norte, 6.194 m; Aconcagüa, en América del Sur, 6.960 m; Elbrus, en Europa, 6.642 m; y Kilimanjaro, en Africa, 5.895 m. Ellos fueron la primera expedición venezolana en coronar el Everest, 8.848 m, en 2001. En el pasado mes de diciembre hicieron cima en la montaña más alta de la Antártida, Vinson, 4.897 m. Todas ellas forman parte del desafío Camino a las siete cumbres. Ya llevan seis cimas y sólo les falta la cúspide de Oceanía: la Pirámide del Carstenz, en Indonesia. Esos 4.884 m son su próximo reto.


…por nuestro ron

Primero es jugo de caña de azúcar, luego melaza, después alcohol, y finalmente ron, afamado por su aroma de frutas y sabor meloso. El refinado líquido ambarino es digno embajador criollo en otros territorios. No es gratuito que sea la carta de presentación de venezolanos en mesas foráneas y lo que siempre se llevan los turistas en sus maletas de regreso.
El ron, labrado en estas privilegiadas tierras, nada tiene que envidiar a las bebidas que se destilan en otras comarcas. El nuestro es un producto noble, resultado de un delicado proceso de elaboración artesanal e industrial, con más de 200 años (y bien ganados) de tradición.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
…por un día en Los Roques
La maravilla, el asombro, se encuentra a 85 millas al norte de Caracas. Es un archipiélago, un Parque Nacional que abriga más de 50 islas de arrecife. Es el esmeralda de una playa y la posibilidad de sentirse dueño del paisaje. Es la belleza de su gente, de su fauna y por sobre todo, de un atardecer que cada día regala un pequeño gran milagro.


…por la luz de Reverón

Como muy pocos artistas han logrado hacerlo, Armando Reverón captó la luz cegadora, convirtiéndola en pintura. El justamente llamado “maestro de la luz” habitará los espacios del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA). Será la primera muestra dedicada a un artista venezolano en dicho museo, y no sólo eso, también se trata de la primera individual, en muchos años, dedicada a un pintor latinoamericano. La primera retrospectiva del gran innovador moderno venezolano se inaugurará en octubre Ese universo reveroniano, por fortuna, nos pertenece.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
…por la voz de Aquiles Machado
Venezuela ha sido ovacionada gracias al talento vocal de este joven cantante barquisimetano. Con apenas 31 años ha sido distinguido en reconocidos concursos como el Operalia, el Alonso, el Viñas y el Cardiff Singers of the World. Su dominio del género ha sido reconocido en escenarios del Viejo Continente. Hace unas semanas, el público del Teatro Real de Madrid se desbordó en aplausos ante su voz, en el estreno delFausto. Este año debutará en La Scala de Milán y en el Metropolitan de Nueva York. La crítica nacional e internacional ha dicho que él es “el tenor de Venezuela”.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
…por la magia del Avila
Guaraira Repano para los indios ancestrales, y Avila para los españoles y sus hijos. Es el único punto cardinal que se mantiene incólume desde que los indios Caracas escogieron el estrecho valle para su residencia. Esta sierra grande, de más de 80.000 hectáreas, ha presenciado el devenir de la ciudad capital sobre la amplitud del valle. Desde su impávida grandiosidad, esa montaña nos observa. Caracas es Avila, “la pared de árboles que nos hace valle, instinto y añoranza”, reza un verso del poeta Leonardo Padrón.

…por el sonero del mundo
Dicen que cuando a Andrés Galarraga le llegaba su turno al bate en el estadio de los Bravos de Atlanta, se escuchaban las notas de Llorarás que, como un himno, le interpretaba algún trombonista desde el público. La anécdota, verídica, le eriza la piel a cualquiera porque, en la arena del beisbol, también se le estaba rindiendo homenaje a otro de nuestros embajadores: a Oscar D’ León, el sonero del mundo. Con el bajo, su instrumento emblemático, el arreglista, compositor y cantante, suma 32 años contínuos en una carrera artística que le ha merecido un importante lugar entre los grandes de la salsa.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
…por el Teleférico de Mérida
¿Cómo es posible que un país ubicado frente al mismísimo mar Caribe posea una región donde caiga nieve? Pero más increíble aún, ¿Que se dé el gusto de tener una obra de ingeniería como el teleférico más alto y más largo del mundo? Pero sí, este capricho y orgullo de los venezolanos posee 12.5 kilómetros de longitud y llega hasta el Pico Espejo, a 4.765 metros de altura sobre el nivel del mar, en cuyo recorrido atraviesa La Cordillera de los Andes. Construido en los años cincuenta, y puesto en funcionamiento en los sesenta, el Teleférico de Mérida sigue intacto y sin competencia.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

…por la bandola
Nació de la guitarra árabe, pero se adaptó y encontró en Venezuela nuevas formas y estilos que le otorgaron un carácter propio. De ella se dice que lleva la voz cantante en los joropos que se bailan en casi toda la geografía nacional con cualquiera de sus tres variantes, la bandola llanera, la oriental y la central. A Anselmo López se le debe el haber desarrollado una técnica novedosa de ejecución, colocándola en la palestra al lado del instrumento nacional, el cuatro. Saúl Vera, Ismael Querales, Ricardo Sandoval y Asdrúbal “Cheo” Hurtado son algunos de sus cultores y quienes han permitido que las nuevas generaciones crezcan afinando el oído ante su peculiar e inconfundible sonido.

…por la frescura del queso de mano
“Cuando uno prueba un buen queso de mano, se siente que el sol se levanta, la vaca y el ternero se alejan, y el quesero abre el cántaro de leche. Uno siente que se está comiendo un paisaje y parte de nuestra vida”, escribe Rafael Cartay en El pan nuestro de cada día.
Ese queso -único en el mundo- es el mejor acompañante de una cachapa o arepa; con ambos forma uno de esos matrimonios gastronómicos indisolubles. Y es que ese queso cremoso, jugoso y suave, es pura, purita venezolanidad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
…por las curvas de Villanueva
De tanto caminar por Caracas, uno se habitúa a ciertos signos urbanos, a mirar sin mayor asombro a una fuente, un edificio, una plaza, perdiendo la posibilidad de placer que albergan estas edificaciones. Nuestra capital tiene la impronta de Carlos Raúl Villanueva, arquitecto que, como pocos, supo comprender el espíritu de su tiempo. Allí está, por mencionar una de las obras de su legado, la Ciudad Universitaria, símbolo universal de modernidad. Fue declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La crítica internacional la ha catalogado como el mejor ejemplo de la llamada “síntesis de las artes”, pues en ella se integran más de cien piezas abstractas, entre mosaicos, esculturas y pinturas de reconocidos artistas nacionales e internacionales. Las curvas de Villanueva y su particular manera de concebir los espacios, son un hito arquitectónico en el mundo.

…por inventos de calidad Nobel
Jacinto Convit nació en Caracas el 11 de septiembre de 1913, y es el científico que desarrolló las vacunas contra la lepra y la leishmaniasis. De profesión médico, mereció estar en la lista de los postulados al Premio Nobel de Medicina en 1988. Fue distinguido con el premio Príncipe de Asturias en 2000. Pero claro está, para él, no hay mejor reconocimiento que el milagro de haber encontrado cura a una enfermedad que acompañó al hombre, prácticamente, desde los tiempos bíblicos. Por eso, Jacinto Convit, con 89 años de edad, sigue trabajando de sol a sol como director del Centro Colaborador para Referencia e Investigación Histológica y Clasificación de la Lepra (OMS). Su lucha es por y para la vida.

Vía: http://www.estampas.com/

Déjanos un comentario