¿Qué pasa si manejamos siempre con poca gasolina?
Califica esta publicación

Si eres de los que circula a menudo con el depósito en las últimas para ahorrar un dinero, mejor no lo hagas. A la larga, este hábito te saldrá caro.

No hay duda de que la situación económica, desgraciadamente, ha obligado a muchos a hacer lo indecible para sobrevivir gastando lo mínimo, y ello, como no podría ser de otra manera, ha afectado a la frecuencia con la que visitamos la gasolinera. Pero ¡ojo!, ni es oro todo lo que reluce, ni es ahorro todo lo que lo parece. 

El depósito tiene una bomba encargada de succionar el combustible para alimentar al motor. Si no hay suficiente, parte de lo que absorberá la bomba será aire, lo que no solo provocará desgaste y la sobrecalentará: aparecerán tirones, descebados y pérdidas de potencia en situaciones como curvas o pendientes.

Por otro lado, a causa del uso y del tiempo, en el depósito se irán formando residuos sólidos, entrará polvo, humedad, se provocará condensación (en menor medida en los modernos de plástico que en los antiguos metálicos). Si el depósito está casi vacío es más fácil que la bomba de combustible pueda succionar estos restos, lo que también contribuirá a desgastar las piezas del motor, incluso obstruir algún inyector, lo que produciría irregularidades en el funcionamiento. Por supuesto, si siguen su camino dentro del motor reducirá la vida útil del mismo y, por un desgaste mayor, además, hará que las emisiones contaminantes crezcan. La gasolina estará más caliente, lo que no hay problema en motores modernos, en coches antiguos con carburador se fomentaba el “vapor-lock”, la bomba mecánica dejaba de succionar.

Sobra decir que estas situaciones podrían dar lugar a averías mecánicas que te saldrían más caras que surtirte con frecuencia. Pero son fáciles de evitar: mantén siempre al menos una cuarta parte del depósito llena, cambia a menudo los filtros de gasolina y, puestos a hablar de hábitos, es muy recomendable que elijas un día a la semana para acercarte a tu gasolinera de confianza y lo conviertas en parte de tu rutina.

 

 

Via: Autopista

Déjanos un comentario