Ocho trabajos bien pagados que nunca hubieras pensado que te harían ganar dinero
Califica esta publicación

En un mundo en el que cada vez es más difícil encontrar una profesión bien pagada con grandes sumas de dinero –y teniendo en cuenta que todo va a ir a peor–, hacerse con un oficio especializado al que se dediquen muy pocas personas puede ser la única forma de salir adelante.

Dada la estructura actual del mercado laboral, hay personas que son incapaces de encontrar un empleo y no tienen dónde caerse muertas, y otras que ganan un dineral, pero no tienen un solo minuto libre. Estas últimas pueden, por tanto, pagar a cualquier parado para que haga lo que sea, desde pasear a su perro a montar sus muebles de Ikea. Pero, además, hay profesiones –algunas de ellas centenarias– que muy poca gente conoce y, hasta la fecha, siguen siendo necesarias.

 Dentro de estos trabajos hay muy distintas clases. Y en algunos, si se aprende bien el oficio y se logra cierta especialización, se puede llegar a ganar un buen dinero. Jacquelyn Smith ha recopilado en ‘Business Insider’ algunas de las profesiones más extrañas de la actualidad y hemos buceado en los medios extranjeros para saber si, tal como dicen, hay gente que se dedica a esto. La respuesta es afirmativa, así que toma nota.

1. Dama de honor profesional

(iStock)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
(iStock)

En las bodas las novias escogen a sus damas de honor entre sus mejores amigas, que son las que tendrán que comerse parte de la organización de la boda, consolarla cuando se pelee con su prometido o llamar a esa conocida que se ha ofendido por no estar invitada. Todo un papelón que realiza mucho mejor un profesional, que ya ha cumplido el papel en decenas de bodas. Es a lo que se dedica la estadounidense Jen Glantz, que tras ser dama de honor en varias celebraciones, decidió ofrecer sus servicios profesionales en Craiglist. Y enseguida recibió solicitudes de todo el mundo.

Glantz tiene hoy su propia empresa, Bridesmaid for Hire, en la que trabajan decenas de damas de honor dispuestas a “ayudar a la novia a tener una experiencia de ensueño y sin estrés durante los eventos preboda y la propia celebración”.

2. Ordeñador de serpientes

Estos profesionales se dedican a extraer el veneno de reptiles como la cobra, la víbora o la serpiente de cascabel, que hay que saber manipular con extrema precisión para no acabar en la UCI. Trabajan principalmente en terrarios y laboratorios que venden el veneno a compañías farmacéuticas que experimentan con él en la búsqueda de nuevos fármacos o lo utilizan para hacer antídotos contra las picaduras de las propias serpientes.

Dado el peligro al que se enfrentan estos profesionales se trata de un oficio muy bien pagado. Ahora bien, aunque no se requiere una formación específica para trabajar como ordeñador de serpientes, la mayoría de las personas que se dedican a esto son licenciados en veterinaria o biología que han acabado desempeñando esta labor.

3. Remolcador de icebergs

(United States Coast Guard)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
(United States Coast Guard)

Tras el hundimiento del Titanic, en 1914, se creo la International Ice Patrol,una institución que monitoriza la presencia de icebergs en los océanos Atlántico y Ártico. Aunque el principal trabajo de la patrulla consiste en localizar los icebergs en avioneta, controlar su trayectoria y comunicar a los barcos su posición, en ocasiones ha sido necesario remolcar masas de hielo que se encontraban en mitad de rutas de navegación.

La International Ice Patrol está dirigida por los guardacostas estadounidenses, pero cuenta con la financiación de 13 naciones, entre las que se incluye España. El remolque de icebergs a mayor escala es un proyecto de geoingeniería sobre el que se ha trabajado con la intención de llevar masas de hielo a zonas necesitadas de agua, pero, hasta la fecha, cuenta con dificultades insalvables.

4. Instructor de surf canino

Son el tipo de vídeos que revientan internet: simpáticos perros sobre una tabla de surf cogiendo olas de metros. No, no están grabados con un croma, son perros de verdad que han aprendido a surfear; y hay gente que se dedica a enseñarles, cobrando a sus dueños un buen dineral para que puedan presumir de animal.

Que sepamos la moda no ha llegado todavía a las playas de Zarauz, pero en California ya existen incluso competiciones exclusivas para perros, como elSurf Dog Surf-A-Thon, que el próximo septiembre celebrará su decimoprimera edición en Solana Beach.

5. Plañidero profesional

(iStock)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
(iStock)

Empresas como Rent a Mourner en Inglaterra ofrecen figurantes y actores para hacer bulto en funerales. Como señala la página web de la compañía, “se nos suele invitar para ayudar a incrementar el número de asistentes a los funerales donde puede haber una afluencia menor a la esperada. Puede tratarse de un problema de popularidad o de ser nuevo en un área o país determinado. Tenemos un número importante de plañideros para llamar cuando surja la necesidad”.

Como explicábamos en El Confidencial, se trata de una tradición más o menos común en los países asiáticos, donde estos servicios están mucho más extendidos, y es algo que existió en Europa durante siglos, pero ahora se ha vuelto a poner de moda.

Según un reportaje publicado en ‘The Telegraph‘, por unas 45 libras a la hora (unos 57 euros) uno puede disponer de un compungido plañidero que, además, se habrá informado debidamente de la vida del finado por si a alguno de los asistentes le da por intercambiar anécdotas con él.

6. Palpador de caras

(iStock)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
(iStock)

También conocidos como “científicos sensoriales” estos profesionales trabajan para las empresas de cosmética evaluando la eficacia de productos como lociones, limpiadores faciales o cuchillas de afeitar. “Son expertos entrenados que pueden formar una opinión objetiva sobre un producto”,explica a ‘ABC News’ Judy Heylmun, presidenta de la agencia Fore Sense + One, que ofrece el servicio de estos profesionales.

No es sencillo convertirse en uno de estos “tocadores”, como asegura Heylmun son necesarias muchas horas de entrenamiento para distinguir cualidades visuales y táctiles de la piel como el lustre, el brillo o la aspereza. Eso sí, no se necesita ninguna formación específica y, si te conviertes en uno de ellos, podrás cobrar entre 10 y 25 euros a la hora. “Es un bonito trabajo a tiempo parcial”, asegura Heylmun.

7. Abrazador profesional

Hace unos años se puso de moda entre algunos ‘hippies’ colgarse un cartel en el que ponía ‘abrazos gratis‘ para repartir amor en las calles. Pero hay gente que se dedica a cobrar por este servicio. En concreto, los abrazadores de la compañía estadounidense The Snuggle Buddies reciben 80 dólares la hora por dar cariño a extraños necesitados de afecto. Y si quieres que te hagan la cucharita toda la noche puedes pagar 330 dólares.

Según explicó Jon Levine en un reportaje en ‘Mic’, The Snuggle Buddies opera ya en todo EEUU, Canadá y Londres, y su CEO, Evan Carp, gana 8.000 dólares al mes. Sus abrazadores son todos ‘freelance’ que trabajan a tiempo parcial, pero suelen ganar un mínimo de 200 dólares al mes por abrazar durante una hora a tres o cuatro personas. Los clientes tienen que estar de acuerdo con las condiciones del servicio y una de las principales es que la actividad sexual no está permitida. Dinero

8. Catador de comida de perros da buen dinero

Podemos pensar que los perros se comen cualquier cosa que huela a comida, y probablemente sea así, pero ellos no pueden decirnos si algo está mejor o peor y, aunque también prueban su comida antes de que salga al mercado, tiene que haber humanos que prueben sus alimentos y decidan si están como deberían.

‘The Guardian’ entrevistó a Phillip Wells, catador jefe de la marca de comida para perros Lily´s Kitchen, que explicó que, en efecto, tiene que probar la comida en lata y el pienso para evaluar su calidad. Suena asqueroso, pero a cambio es una profesión bien pagada. Según Wells es fácil llegar a ganar 60.000 euros al año, o más, trabajando en el departamento de control de calidad de estas compañías, no solo probando la comida de perro, sino también desarrollando nuevas recetas y asesorando a otros trabajadores en materia regulatoria. Dinero

Cortesía de elconfidencial.com 

Déjanos un comentario