¿Por qué en momentos de peligro el tiempo parece ir muy lento?
Califica esta publicación

Dichos momentos no suelen ser nada agradables e involucran una gran cantidad de miedo. Cuando nos vemos en situaciones de peligro y aterradoras, el tiempo parece alargarse dolorosamente.

Recuerda, por ejemplo, la última vez que fuiste asaltado a mano armada, sin duda te pareció que el tiempo se congeló en el momento en que viste el arma apuntándote. O cuando fuiste perseguido por un perro cuando aún eras niño.

Durante años la creencia para explicar este fenómeno fue que el cerebro actuaba más rápido, sin embargo, científicos del Colegio de Medicina Baylor en Huston decidieron revelar la verdad de este fenómeno.

Percepción en caída

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Como no era tan fácil asustar a las personas para el experimento, se ideó que los voluntarios fueran lanzados desde una altura de 67 metros a una red de seguridad. Sin correas, solo la red para detener la caída.

El objetivo no era solo que los individuos experimentaran el curioso fenómeno, sino que comprobaran si el cerebro reaccionaba como se creía. Para lograrlo tenían que observar un cronómetro en la muñeca, este corría a una velocidad superior, así pues si el cerebro podía percibir el momento en cámara lenta podrían, por lo tanto, leer los números en el cronómetro.

Tras una caída que alcanzó las 70 mph, los voluntarios sintieron que la caída duró un tercio más del tiempo real, sin embargo, fueron incapaces de leer el cronómetro pues no vieron que disminuyera su velocidad. ¿Entonces por qué se experimenta este fenómeno?

Memoria engañosa

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El cerebro no actúa más rápido ni percibe el tiempo en cámara lenta, en cambio, tiene el recuerdo de que el tiempo se alargó. Así es, según el Dr. David Eagleman, el científico responsable del experimento, la memoria hace parecer que el evento duró mucho más de lo real.

Esto sucede ya que, en situaciones de peligro, las amígdalas se vuelven más activas y gracias a este proceso se registra más información. Téngase en cuenta que el cerebro registra constantemente información, pero esta misma es desechada casi inmediatamente ya que no tiene ninguna utilidad. Si quieres saber más sobre por qué recordamos unas cosas y olvidamos otras descúbrelo aquí.

Ahora bien, durante el evento en que estamos en peligro, la mente registra una gran cantidad de información que puede ser útil para la supervivencia, esta información no desaparecerá tan fácilmente y es esta misma la que provoca que, una vez concluido, el evento parezca haber durado más tiempo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

  • Aunque no podamos percibirlo bien puedes disfrutar: «5 impresionantes reacciones químicas en cámara lenta»

Eagleman explica que este fenómeno se aplica también a la percepción del tiempo: mientras más envejecemos, el tiempo parece transcurrir más rápido mientras que cuando éramos niños, un verano parecía durar eternidades.

Esto quiere decir que cuando eres niño la información que recibes es mayor, todo parece nuevo y todas las experiencias se guardan para configurar lo que sabes de la realidad, mientras que cuando eres adulto las experiencias nuevas son muy difíciles de encontrar, más de alguna cosa en el día lo has vivido con anterioridad y por lo tanto se olvida.

El tiempo siempre es el mismo, no se altera en absoluto aunque en momentos sintamos que transcurre mucho más rápido o lento.

 

 

Vía: Batanga

Déjanos un comentario