Los autos ya no serán necesarios en comerciales y películas
Califica esta publicación

El Mill Blackbird revolucionará la manera de hacer cine y comerciales con automóviles, pues ahora ya no son necesarios, aseguran los inventores.

Sustituirá a los autos, como una base sobre la que se puede “fabricar” el auto que se quiere, por computadora. La revolución informática de las últimas décadas ha hecho que se ahorren miles de millones en publicidad y películas.

Con este auto, que puede modificar sus características de tamaño o altura con simplemente apretar un botón, se hace una base sobre la cual se añade la “ropa” que en realidad es la imagen del auto que saldrá en el producto final. Así que es posible que lo que veas en los comerciales de autos no sea el carro que quieres comprar, sino un Mill Blackbird “disfrazado”.

De esta manera se ahorrará mucho dinero en las películas y en los comerciales de automóviles nuevos. Hasta la fecha, todo esto se hacía con réplicas, especialistas y camuflaje de las cámaras pero todo esto va a cambiar.

The Mill Blackbird es fabricado por JemFX, Performance Filmworks y Keslow colaborando con The Mill. La plataforma que puede ser usada en cualquier momento, en cualquier lugar, sin necesidad de depender de un modelo físico, pudiendo realizar una toma en cualquier parte del planeta sin tener que esperar a que el modelo de la marca salga de la fábrica.

El Blackbird puede modificar rápidamente su chasis para que coincida con la longitud y la anchura exacta casi cualquier coche disponible en el mercado. Además, son automóviles eléctricos que se pueden programar por computadora para que simule el comportamiento del auto en cuestión, las curvas de aceleración, los cambios de marchas.

Tiene una suspensión regulable en altura y rigidez para replicar las características típicas de la conducción, dependiendo del modelo de que se trate, y se le puede poner cualquier tipo de rueda.

Este proyecto tuvo un tiempo de fabricación de dos años. El nombre viene de que sus creadores se inspiraron en el avión supersónico SR-71 Blackbird.

El auto es capaz de tomar imágenes de alta calidad, y todo tipo de datos debido a un conjunto de cámaras y estabilizadores de imagen diseñados en colaboración con el legendario especialista Performance Filmworks y Lev Yevstratov.

Una combinación de imágenes de gran rango dinámico y la tecnología de escaneo láser 3D generan una versión virtual del medio y del modelo que queramos, produciendo representaciones 100% realistas.

 

 

Vía: La Guía del Varón

Déjanos un comentario