Las trampas más atrevidas del mundo de los deportes.
Califica esta publicación

EL GRAN MAESTRO DE AJEDREZ

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Un gran maestro de ajedrez fue descubierto después de que hiciera trampas usando los descansos para ir al baño para acceder a un teléfono móvil durante la competencia.

Gaioz Nigalidzze salió corriendo al baño en una supuesta desesperación en el Open de Dubai para usar su app de ajedrez en su smartphone y decidir su siguiente jugada.

El campeón georgiano se enfrenta ahora a una multa de 15 años y se une a una lista de los fraudes más impresionantes del mundo de los deportes. Aunque los nombres de Lance Armstrong, Ben Johnson y Diego Maradona sean los más famosos, vamos a recordar a algunos de los más ridículos, desde fingir ser del sexo contrario hasta corredores de maratón que cogen el metro.

LA MARATÓN EN COCHE DE FRED LORZ

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
St Louis celebró en 1904 en una Expo Mundial, pero se decidió también que la maratón de los juegos olímpicos se celebrara el mismo año en la ciudad.

Fred Lorz se adelantó a todos y llegó a la línea de meta; estaba  a punto de celebrar la victoria cuando se descubrió que había viajado 17,7 de los 42,16km en coche. Después, dijo que había sido una broma. Poco común en estos deportes.

EL CAMBIO DE SEXO DE DORA RATJEN

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
El público en Berlín tenía grandes esperanzas de una medalla en el salto de altura femenino, puesto que Dora Ratien había intentado hacerse con la medalla en 1936. Pero Dora era en realidad Hermann, un hombre y miembro de las juventudes hitlerianas, que había ocultado sus genitales para hacerse pasar por mujer. Ratjen había quedado cuarto. Los tres participantes que subieron al podio, ganaron de manera honesta.

EL ARMA TRUCADA DE BORIS ONISCHENKO

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Otra trampa en las Olimpiadas tuvo lugar en 1976, cuando Boris Onischenko fue expulsado del pentatlón moderno por tener un florete de esgrima trucado. El dispositivo se encendía al apretar un botón, registrando golpes falsos en su oponente.

LA MARATÓN EN MINIATURA DE ROSIE RUIZ

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Mucho antes de que los chips de carreras confirmaran los tiempos de los corredores, Rosie Ruiz era aclamada por la multitud tras ganar en la Maratón de Boston de 1980 con un tiempo de 2:31:56, que batía el récord femenino.

La adulación terminó cuando se reveló que Ruiz se había montado en el metro de la ciudad y se había reincorporado a la carrera a 1,6 km del final, una jugada tan audaz que provocó un aumento en la vigilancia en maratones del mundo.

LAS TRAMPAS DE DAVID ROBERTSON

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
El que fuera un campeón golfista escocés llegó a lo más alto en la picaresca de los deportistas, tras descubrirse que había hecho trampas varias veces en circuitos profesionales.

Había muchas sospechas al respecto hasta que finalmente lo descubrieron en el Open Británico en Kent en 1985, adelantando la posición de la pelota en el green dejando el marcador en posiciones más avanzadas. Después se dijo que había estado haciéndolo durante años.

Robertson tuvo que pagar 20.000 libras de multa y se le prohibió jugar durante 20 años, aunque siguió compitiendo a un nivel amateur.

SYLVESTER CARMOUCHE

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Sylvester Carmouche hizo historia en 1990 cuando sus trampas vieron la luz. El jockey cabalgó en un 23-1 hasta la victoria en la pista de Delta Downs, en Louisiana, pero lo hizo demasiado bien. El jockey se había saltado el circuito y había vuelto a él entre la espesa niebla. Se enfrentó a 10 años de expulsión, pero volvió antes de tiempo.

EL EQUIPO PARALÍMPICO ESPAÑOL (SIN DISCAPACIDAD)

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
España ganó mucha fama en los Juegos Paralímpicos de 2000, pero volvieron de Sídney avergonzados, después de que se descubriera que muchos de sus atletas no tenían problemas físicos ni mentales.

Lo más escandaloso fue la victoria del equipo masculino de baloncesto, que supuestamente tenía una discapacidad mental, pero después se supo que ninguno tenía ningún tipo de discapacidad.

LA EDAD DE DANNY ALMONTE

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Danny Almonte ya tenía un gran nombre en béisbol junior tras hacer un juego perfecto en la televisión de Estados Unidos en 2001, que le dio una estrella de la MLB. El héroe de la Little League, sin embargo, demostró ser más mayor de lo que decía: tenía 14 años.

LA ACTUACIÓN DE RIVALDO

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Diego Maradona y Thierry Henry han demostrado un manejo de la pelota un poco polémico y solían salirse con la suya. Tras un golpe en la pierna de un pelotazo de Hakan Unsal, Rivaldo se tiró al suelo con agonía dramática: una actuación que le llevó a ser suspendido del partido.

Las cámaras del estadio demostraron la farsa y el futbolista tuvo que pagar 5.180 libras, pero sin sanciones de partidos para este jugador, que aseguró no arrepentirse.

LOS GUANTES DE ANTONIO MARGARITO

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
La historia del boxeo está llena de anécdotas de sustancias polémicas escondidas en los guantes de los boxeadores. Cuando Antonio Margarito peleó con Shane Mosley en 2009, se supo que escondía una sustancia parecida al yeso que se humedecía en las vendas de sus guantes y que después se endurecía propinando unos golpes más eficaces. La sospecha se centró en el entrenador de Margarito, Javier Capetillo, por lo que ambos se enfrentaron a una suspensión.

JASON SCOTLAND-WILLIAMS

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
El espíritu olímpico llegó a Londres en 2012 pero el día de la Maratón de Virgin London hubo otros trucos para saltarse los 42km de carrera.

Jason Scotland-Williams volvió a casa con un récord de 3 horas y 8 minutos, que saltó las alarmas de los inspectores pese a que decía ser inocente.  Los tiempos parciales de este corredor de 34 años demostraron que a)mantuvo un ritmo relativamente lento antes de saltar el obstáculo a mitad de camino o, b)superó a Mo Farah durante la segunda mitad de la carrera y redujo a su velocidad usual durante el último tramo.

Dado que el año anterior le había costado más de siete horas completar la distancia, pocos le concedieron el beneficio de la duda.

Cortesía de msn.com

Déjanos un comentario