Las presidencias más breves de la historia
Califica esta publicación

PEDRO LASCURÁIN – MÉXICO

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Aunque Lascuráin fue presidente interino, su mandato duró apenas 45 minutos y sucedió de la siguiente manera: luego de la Revolución Mexicana el clima político en México era muy efervescente. Uno de los ejemplos de esta inestabilidad se dio durante la presidencia de Francisco Madero, pues uno de sus seguidores, el general Victoriano Huerta, fraguó una conspiración para desplazarlo del poder y quedarse en el cargo. Huerta emprendió un movimiento armado que dejó varios muertos, capturó al presidente Madero y luego firmó un acuerdo con Félix Díaz, jefe de los opositores al régimen de Madero, para asumir el poder. Aunque debía convocar a elecciones, aprovechó la maquinaria legal para promover entre el Congreso la elección de un presidente interino, el entonces secretario de Relaciones Exteriores, Pedro Lascuráin Paredes, quien de inmediato nombró como secretario de Gobernación al general Victoriano Huerta y renunció, lo que otorgó la presidencia a Huerta.

WILLIAM HENRY HARRISON – EE.UU.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Duró 32 días en el poder. Llegó a la presidencia impulsado por el Whig Party, un partido que surgió como oposición al presidente demócrata Andrew Jackson. Los partidarios de William Henry Harrison lanzaron su candidatura bajo la idea propagandística de que era un hombre de origen indígena con ganas de luchar por los derechos de la mayoría de los estadounidenses, que vivía en una cabaña y gustaba de beber sidra, una imagen contraria a la de los anteriores presidentes. Henry Harrison participó en varios combates y fue hasta el final de su vida que emprendió la campaña para llegar a la presidencia. En su momento fue el hombre más longevo electo presidente (69 años), pero el récord que mantiene es el del periodo presidencial más corto en la historia de la nación.

DICTADURAS MILITARES EN ARGENTINA

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Luego de que Isabel Perón fue destituida por un golpe de estado perpetrado por los altos mandos del ejército, se instalaron las dictaduras militares de fines de los 70 y principios de los 80, regímenes durante los cuales desfilaron por el puesto presidencial cuatro personajes que tomaron el poder de facto. El gobierno más corto fue el de Reynaldo Bignone (En la imagen), último mandatario dependiente del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, quien ostentó el cargo desde el primero de julio de 1982 y hasta el 10 de diciembre del 83. Bignone le entregó el puesto a Raúl Alfonsín, primer presidente electo por medio del voto popular después de las dictaduras. Tras salir del poder, Reynaldo Bignone fue detenido y juzgado por delitos relacionados a la desaparición y secuestro, pero fue liberado en el 86. Después se le juzgó por destruir documentos de la represión, pero fue indultado por Carlos Menem en 1989. Pasó sus últimos años bajo arresto domiciliario, aunque en sus últimas audiencias siempre justificó la mano dura con la que gobernaron las juntas militares.

EMILIANO FIGUEROA – CHILE

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
En dos ocasiones encabezó la presidencia del país. La primera fue durante 1910, cuando tuvo que suplir al recién fallecido Pedro Montt, para quien trabajó como ministro de Justicia e Instrucción Pública y ministro del Interior. Entonces se encargó de coordinar los festejos del centenario de la independencia y dejó el cargo en diciembre del mismo año. Posteriormente volvió a ocupar la silla presidencial, luego de que Arturo Alessandri renunciara al cargo ejecutivo para evitar la fractura de las instituciones. En esta ocasión su gestión duró dos años, pues ante la inestabilidad política de Chile, decidió renunciar al igual que su antecesor.

PEDRO BLANCO SOTO – BOLIVIA

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Su presidencias duró cinco días. Para llegar al puesto, inició en el ejército realista, al que se enlistó cuando sólo tenía 17 años y participó de varios combates contra los patriotas argentinos para defender Alto Perú (región de Bolivia y el sur de Perú), la región en donde nació. Tras algunas batallas se convirtió en capitán y se mantuvo combatiendo a favor del virreinato hasta que, por influencia del indepentismo propuesto por Simón Bolívar, se unió a las tropas que buscaban la emancipación de la corona española. Luego de que Alto Perú logró su independencia y se fundó la República de Bolívar (Bolivia) en 1828, llegó a la presidencia provisional del recién consolidado estado. Su breve gestión se debió al malestar que sus propuestas provocaron en la élite militar. Por ello, el coronel José Ballivián lo envió prisionero al convento de la Recoleta, en donde fue asesinado el 1 de enero del mismo año.

Cortesía de msn.com

Déjanos un comentario