La somniloquía o simplemente el hablar dormido
Califica esta publicación

La somniloquía, también conocida como noctilalia, es una parasomnia, o sea un trastorno en la conducta que ocurre durante el sueño. Se trata de un trastorno para nada peligroso y que no provoca ningún problema en quienes lo padecen. En pocas palabras, es el acto que implica hablar en voz alta mientras estamos dormidos.

Etimológicamente significa eso, “hablar dormido” y se cree que no se trata de un problema de consecuencias médicas o psicológicas.

La somniloquía ocurre de dos maneras: una durante la fase REM/MOR (Rapid Eye Movement/Movimiento Ocular Rápido) y otra durante las fases del sueño ajenas al REM/MOR (conocida como NO-REM/NO-MOR).

Sabemos que la fase REM las neuronas trabajan de forma similar a cuando estamos despiertos (por ello también se la conoce como “sueño paradójico”) y lo que ocurre durante esta etapa es lo que comúnmente llamamos soñar. Es el momento en el que se desarrollan con mayor intensidad las ensoñaciones, las experiencias oníricas y demás.

Lo que provoca que hablemos mientras dormimos en la etapa REM es una ruptura en el motor del discurso del sueño. Mientras dormimos y estamos soñando, los músculos, la boca y las cuerdas vocales se encuentran inactivas. Pero cuando cuando estos se encienden y trabajan durante unos segundos, las palabras que en el sueño están siendo pronunciadas por sus personajes u otras características de ese sueño, son pronunciadas en voz alta.

En cuanto al segundo caso, podemos hablar dormidos durante los llamados “sueños transitorios”. Estos ocurren cuando estamos semi-despiertos entre la transición de una etapa de sueño NO-REM (ajena al REM ) a otra. Así un breve momento semi-despiertos en el que se activan algunos aspectos de la vigilia nos permite hablar, aunque por supuesto, sin sentido alguno.

¿Es normal hablar dormido?

De hecho, es muy común. La cuestión es que no es fácil determinarlo si hablas dormido o no ya que generalmente todos dormimos al mismo tiempo y pocas veces se logra notar que tu compañero de habitación está hablando dormido.

Las estimaciones varían en general, pero en su mayoría los estudios señalan que ronda en más del 50% y hasta en algunos casos de más del 80% de niños pequeños y pre-adolescentes, dependiendo de destintos factores. Además se sabe que a medida que vamos envejeciendo disminuye significativamente.

De todos modos la somniloquía crónica en adultos y adultos mayores es considerada como un trastorno del sueño y se cree que es producto de la exposición prolongada a la tensión, el cansancio físico y mental, altos niveles de estrés, etc. El sonambulismo y el rechinamiento de los dientes también son algunos trastornos similares que siguen esta línea.

 

 

Vía: Culturizando

Déjanos un comentario