¿Qué es la santería? (parte II)
1 (20%) 1 vote

Los Santos

Los católicos veneramos a los santos comprendiendo que son seres humanos que vivieron heroicamente su fe, murieron y están ahora en el cielo desde donde interceden por nosotros gracias a su participación en la gloria de Jesucristo.

Para los santeros, los santos son dioses (orishas) que deben adorarse. Olodumare creó a los orishas para manifestar su voluntad y su esencia en la creación. Estos son una personificación de Ashe. Los orishas también son los guías y protectores de la raza humana.

Los santos que tomaron para identificarlos con los orishas eran los más conocidos en la Iglesia en Cuba. La Virgen Santísima en diferentes advocaciones es también identificada con un orisha como si fuese un santo más. La identificación a menudo tiene que ver con las vestimentas o las razones por las que el santo o la Virgen es conocida. Así Santa Bárbara, vestida de rojo y con espada en las imágenes católicas, se identifica con el dios shangó, guerrero a quien se le atribuye la fuerza.

Tabla de orishas con su respectivo santo católico:

OrishaSantoPrincipio que se le atribuye
AgayuSan CristóbalPaternidad
BabaluayeSan LázaroEnfermedad
ElegguaSan Antonio de PaduaAbridor de caminos
IbejiSan Cosme y San DamiánNiños
InleSan RafaelMedicina
ObataláNuestra Señora de las MercedesClaridad
OgúnSan PedroHierro
OlokúnNuestra Señora de la ReglaProfundidad
OrulaSan FranciscoSabiduría, destino
OsanyínSan JoséHierbas
OshosiSan NorbertoCaza y protección
OshúnNuestra Señora de la CaridadEros
OyaNuestra Señora de la CandelariaMuerte
ShangóSanta BárbaraFuerza
YemayáNuestra Señora de ReglaMaternidad

Según la Santería, la vida de cada persona está supervisada por un santo (orisha) que toma parte activa su vida diaria. En la fiesta de su santo, la persona, debe asistir a misa y a las ceremonias de ese orisha.

La iniciación

Antes de la iniciación la persona debe recibir una ‘limpieza’ para purificarse. La primera iniciación es la de los collares, conocidos como ‘elekes’. Se entregan cinco collares que pertenecen a Eleggua, Obatalá, Shangó, Yemayá y Oshún y protegen del mal. Se espera que la persona respete a los orishas y se comporte con moral.

La jerarquía

No todos los practicantes de la Santería son santeros. Este nombre suele reservarse a los sacerdotes (omo-orishas) de la Santería a quienes acuden los creyentes para consultas y sacrificios.

La ceremonia en la que una persona se hace santo se llama ‘asiento’. Se forma un vínculo entre el santero y un orisha. Después de haber recibido el ‘asiento’ la persona puede ascender en la jerarquía de la Santería. Pasan entonces por el rito del cuchillo que les permite hacer sacrificios de animales.

Los sacerdotes de mayor jerarquía se llaman ‘babalaos’. Hacen de adivinos de modo que si hay un caso muy difícil para el santero este acude al ‘babalao’.

Vía: http://www.teologoresponde.org/

Déjanos un comentario