Todo sobre la hipertensión arterial
Califica esta publicación

La hipertensión arterial es una enfermedad silenciosa que no distingue edad ni sexo, del mismo modo resulta ser un factor de riesgo cardiovascular que implica afecciones coronaria, vascular periférica, cerebral o renal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno que provoca un incremento excesivo de la presión sanguínea en las arterias.

Los vasos sanguíneos llevan la sangre desde el corazón a todas partes del cuerpo, cada vez que el corazón late, bombea sangre a los vasos. La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos (arterias) al ser bombeada por el corazón, mientras más alta es la tensión, más esfuerzo realiza el corazón para bombear.

Destaca la OMS, que la tensión normal en adultos es de 120 mmHg (presión ejercida por 1 milímetro ‘mm’ de mercurio ‘Hg’) cuando el corazón late (tensión sistólica) y de 80 mmhg cuando el corazón se relaja (tensión sistólica), cuando la tensión sistólica es igual o superior a 140 y la tensión diastólica es igual o superior a 90 mm, la tensión arterial es considerada alta o elevada.

En ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón, hemorragias nasales, aún así la mayoría de los hipertensos no presentan síntomas algunos.

Según investigación del Centro Médico Docente la Trinidad del año 2014, reseñada en el portal de la institución, el promedio de hipertensión arterial en Venezuela es de 34,23% para ambos sexos, por lo cual de cada 100 venezolanos, 34 son hipertensos.

El médico cardiólogo Roberto López Nouel manifiesta que solo 7 de cada 10 hipertensos reciben tratamiento y aún así, la mitad de los pacientes no normalizan su presión arterial.

La hipertensión afecta a la tercera parte de los hombres y a 30,8 % de las mujeres de más de 20 años, siendo las más afectadas en padecer este trastorno.

Estos indicadores convierten a Venezuela en uno de los países de Latinoamérica con mayor prevalencia de hipertensión.

 

ALGUNAS RECOMENDACIONES PARA PREVENIR Y TRATAR LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Es importante señalar que la hipertensión arterial (HTA) es un problema de salud pública, por ser una enfermedad silente que tiene complicaciones mortales si no se recibe tratamiento oportuno, especialmente en personas mayores de 45 años.

Inicialmente, todas las personas adultas sin excepción, deben medirse su tensión arterial frecuentemente y si es elevada deben ir de inmediato a un médico para su debido tratamiento.

Las personas al ser diagnosticadas con hipertensión arterial deben modificar su modo de vida, hábitos alimenticios, bajar el consumo de sal, alcohol, dejar de fumar –en caso de hacerlo– y hacer ejercicio todos los días, con la finalidad de mantener un equilibrio saludable.

Deben mantener una dieta sana, libre de grasas y de sal, que contenga raciones de frutas y verduras, evitando al máximo el consumo de bebidas alcohólicas.

Realizar actividades deportivas de manera regular durante 30 minutos al día, mantener un peso acorde con la estatura y manejar el stress, a través de la meditación, ejercicios y relaciones sociales positivas.

 

Tener siempre en cuenta 

Las personas que padecen de hipertensión deben estar al pendiente de:

El control de los niveles de tensión arterial, evitar aumentar de peso, alimentarse de manera adecuada, prohibido fumar, mantener los controles del colesterol , cuidar los ojos, los pies, llevar una vida relajada y tranquila, auto monitorear sus niveles de glucosa.

El portal de la revista Geo Salud http://www.geosalud.com/hipertension/ señala una serie de recomendaciones para ayudar a llevar una mejor calidad de vida para los hombres y mujeres que padecen de hipertensión alta.

En este sentido, señala que todo adulto de más de 40 años debe vigilar periódicamente su tensión arterial, más aún si sus padres o abuelos son hipertensos.

Personas hipertensas han normalizado su tensión arterial al lograr un peso ideal, es importante evitar la obesidad.

Si su vida es sedentaria y físicamente poco activa, descubra el placer del ejercicio físico regular y si es posible al aire libre y tener siempre pendiente que debe ser adaptado a las posibilidades reales, no hacer más de lo que se puede.

Dejar de consumir bebidas excitantes como el café, el té y lo más importante, seguir fielmente el tratamiento prescrito por el médico y no interrumpirlo, y ante cualquier efecto secundario, comentárselo de inmediato.

Es importante recordar que la hipertensión es un poderoso factor de riesgo cardiovascular que se potencia cuando se asocia al colesterol elevado, diabetes o ácido úrico, procure mantenerlos controlados.

Comer sano garantiza un buen control 

La Organización Mundial de la Salud sugiere que una alimentación saludable es una alternativa para mantener la presiona arterial en un buen nivel, es así como propone consumir alimentos ricos en potasio, el cual está presente en los frijoles, guisantes, espinacas, frutos secos, coliflor, perejil y frutas como el cambur, la papaya y los dátiles.

La mejor prevención es mantener un peso adecuado, dieta sana y no fumar, tomarse la presión y realizarse una vez al año un estudio completo con perfil lipídico, pruebas de glicemia, función renal, parcial de orina, cifras de potasio, electrocardiograma y radiografía de tórax para identificar problemas asociados.

 

Vía: http://ciudadmcy.info.ve/

Déjanos un comentario