Insólito: en la India condenan a leones a prisión perpetua
Califica esta publicación
33 lions
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El asesinato no es un delito que se tome a la ligera, pero en el caso de la India las cosas van muy en serio: tres leones fueron condenados a cadena perpetua tras comerse a un niño de 14 años.

Un chico que se encontraba acampando cerca de una reserva de leones en el país asiático se convirtió en la cena de los reyes de la selva y tras una larga investigación los culpables fueron condenados a una vida en cautiverio.

El inusual caso de los leones condenados a prisión de por vida

En el estado de Gujarat en la India se vivió una de las situaciones más curiosas en cuanto a justicia de animales salvajes, ya que tres leones fueron encontrados culpables de asesinato y ahora pasarán en resto de sus días en una jaula.

Los leones, un macho y dos hembras, habitaban un santuario para animales de su especie cerca del Bosque Nacional Gir, una zona que se hizo celebre en los últimos seis meses ya que igual cantidad de personas falleció producto de los ataques de felinos.

Tras la muerte del niño de 14 años que además fue devorado por los leones, las autoridades decidieron tomar medidas y en vez de deshacerse de estos animales en peligro de extinción que habitan allí prefirieron determinar quiénes eran los culpables y castigarlos tal como harían con un asesino humano.

Los expertos en comportamiento animal junto con otros especialistas investigaron a 17 leones considerados sospechosos y tras en análisis de sus heces lograron encontrar restos de su víctima.

Los 14 leones inocentes fueron liberados y ya están de vuelta en su santuario donde se supone están protegidos ya que son un animal en peligro de extinción. Los tres culpables recibieron una dura condena.

Si bien fue el macho quien lideró el ataque las dos hembras que lo siguieron también serán castigadas aunque con menor severidad. El cabecilla del asesinato pasará el resto de sus días en una jaula de zoológico mientras que sus dos cómplices serán trasladadas a un centro de rescate para este tipo de animales.

Una sentencia bastante inusual ya que lo normal es matar a los leones que atacan a humanos, pero al ser animales en peligro de extinción y que además vivían en un santuario con capacidad para la mitad de habitantes de la que tenía las autoridades de control animal decidieron tomar medidas menos severas.

 

 

Vía: Batanga

Déjanos un comentario