Hoy es viernes de aroma y el cuerpo lo sabe…
Califica esta publicación

Viernes 06:00am otro día para ir a trabajar, día de cobro para otros, pero en general ya se empieza a respirar una atmósfera distinta que no se nota en otro día de la semana, viernes de aroma lo han llegado a denominar muchas personas, especialmente las maestras de primaria que le gustan salir ese día como un día de solo chicas; un día en que los planetas se alinean, especialmente en Venezuela se denota este fenómeno cósmico y por lo tanto se desatan las legiones de demonios.

Día de culto al dios baco, al dios perico y a toda la corte psicodélica, etílica de ese hades terrenal, se abre paso a través del incienso de belmont, crack y demás tabacos aliñaos, con los frenéticos y salvajes ritmos promiscuos del reageton; se incia la temporada de cazería en todo el territorio nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela, la cual comienza a las 06:00pm del viernes y culmina en la madrugada del lunes; todas las ciudades cada semana pretenden quitarle el cetro a la ciudad capital 20, 30 y 40 homicidios, gusto morboso de los lectores de diario, que muerte fue más brutal, por cuanta banalidad se perdió una vida, una botella de blanquito, no me dio un cigarro, veía feo a mi mujer. Ya las madres no lloran, las viudas no lamentan su perdida, solo queda espacio para la venganza, el mítico “ajuste de cuentas venezolano”, la nueva ley del talión.

—Que hacemos, hoy es viernes;

—aquí tengo 5 para la botella;

—vamos para el portugues para tomarnos la cajita;

—esta tarde en la licorería de Pedro

Así se inician los diálogos temprano ese viernes, desde liceos, universidades, empresas y callejones llenos de vagos. Los viernes son como el día libre para dar rienda suelta a todos los vicios carnales, en la que de lunes a viernes al mediodía es la cuarentena abstemia y de allí hasta el lunes en la madrugada se deben de desatar los demonios porque sino te ahorcarían; y no soló es droga, plomo, alcohol y sexo, es una sed que debe de saciarse con sangre, cientos de homicidios violentos, choques y violencia familiar así lo atestiguan.

Muchos alegan que es necesario un poco de diversión luego de una semana repleta de trabajo  o de examenes y exposiciones latosas, no debería de haber nada de malo en esto; la salida con la chica del momento, pasarle la mano a la secretaria, pegarle los cachitos a alguién, día de agosto par los moteles entonces; para echar una bailadita, día de discotecas, día de gastar todo lo que te ganaste en la semana en la licorería de la esquina: Así que también es un día de acabar las cosechas, de arruinar el sustento familiar de ayayais ese desgraciado se bebió el alquiler de la pieza; día de ruinas en resumidas cuentas, día de atracos, asaltos, cuando te comías tu pollito con tu pareja pim pam pumotro muerto más.

Entonces.

 

¡Mucho cuidado los viernes!

 

Vía: https://desempleadoenguayana.wordpress.com

Déjanos un comentario