¿Por qué los hombres están dejando de trabajar?
1 (20%) 1 vote

En la mayoría de los países desarrollados, y especialmente en Estados Unidos, cada vez más hombres están saliendo completamente del mercado laboral. Ni tienen ni buscan trabajo.

El dato surge de un informe presentado esta semana por el Consejo de Asesores Económicos (CEA) de la presidencia de EE.UU. y deja en el tapete puntos sorprendentes sobre la relación de los hombres con el trabajo.

Según sugiere el reporte, es una de las consecuencias de la creciente brecha entre la educación que reciben las clases bajas de esos países y las necesidades de un mercado laboral cada vez más sofisticado, que está dejando a muchos completamente fuera.

En EE.UU., la proporción de los hombres en la plenitud de su edad laboral, entre25 y 54 años de edad, que dejaron de buscar empleo, ha ido en aumento desde mediados de la década de los 60.

Uno de cada ocho

Hoy en día, asegura el informe, cerca del 12% de los hombres en ese rango de edad en EE.UU. no participan en el mercado laboral.

En 1948, en contraste, esa cifra apenas llegaba al 2%.

Es una situación que ha venido produciéndose también en otros mercados del mundo desarrollado.

En Italia, por ejemplo, la participación laboral de los hombres cayó de cerca del 95% en 1990, a poco mas de 87% en 2015.

En Dinamarca, pasó del 95% al 90%.

Y en Israel apenas supera el 86%.

Es importante anotar que ese fenómeno es distinto al desempleo, pues la cifra en cuestión corresponde a personas que ni siquiera están buscando trabajo.

Las razones

La nueva situación lleva a una pregunta obvia: ¿por qué en muchos de estos países cerca de uno de cada ocho hombres en plena edad productiva no está buscando empleo?

El informe del CEA busca responderlo. Una hipótesis aparece al recordar que en este mismo periodo, las mujeres han ido aumentando su participación en el mercado laboral. Entonces, ¿es este un caso de hombres que están dependiendo más de sus cónyuges para subsistir?

Al menos en el caso de Estados Unidos, las cifras no parecen sostener esta hipótesis, pues en el 75% de los casos los hombres fuera del mercado laboral no están casados, sostiene el documento del CEA.

Tampoco aumentaron los auxilios asistenciales que el gobierno otorga a las personas pobres, lo que los podría llevar a dejar de buscar trabajo con tanta determinación.

Un asunto de educación

En cambio, el estudio sostiene que el problema de fondo es educativo.

En las últimas décadas, debido a la globalización, ha cambiado mucho el mercado de trabajo en los países desarrollados.

Mientras que en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial era posible para muchos obreros no calificados en esos países tener un estilo de vida de clase media, esas oportunidades se han disipado.

Las fábricas se han desplazado a países en desarrollo que pagan salarios mucho más bajos. Y para los trabajadores sin formación universitaria, las oportunidadeslaborales en los países ricos se han desplomado en calidad.

Cambios estructurales

Sin techo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
Image copyrightGETTY IMAGES
Image captionLa salida del mercado laboral de los hombres genera muchos problemas sociales.

“Una reducción en la demanda de mano de obra no calificada ha sido un factor clave en la caída de las tasas de participación laboral”, sentencia el informe.

Esto refleja que, en vista de los malos sueldos que pagan los empleos disponibles para las personas con escasa educación formal, muchos de estos trabajadores simplemente se dieron por vencidos en sus aspiraciones laborales.

Y en América Latina, ¿se observa también este fenómeno?

A primera vista no parece estar ocurriendo un cambio notorio reciente de la participación en el mercado laboral de los hombres en las principales economías de la región.

Según datos del Banco Mundial, la tasa de participación laboral masculina se mantuvo estable entre 2011 y 2014 en torno al 83% en México, el 82% en Colombia y el 80% en Chile, por mencionar solo tres ejemplos.

Porcentaje bajo

En cualquier caso, llama la atención que en estos países latinoamericanos, el porcentaje de hombres que participa en el mundo laboral sea bastante menor que lo que ocurre en muchas naciones industrializadas.

En Chile, por ejemplo, uno de cada cinco hombres ni tiene ni busca trabajo.

En América Latina el fenómeno puede tener que ver, entre otros factores, con “la existencia de redes de apoyo familiares fuertes que permiten a algunos hombres ausentarse del mercado de trabajo”, según le dice a BBC Mundo Juan Carlos Guataquí, investigador en economía laboral de la Universidad del Rosario en Bogotá.

Sea cuales sean las razones, el estudio revelado esta semana en EE.UU. revela que a lo largo del mundo, la relación entre el género masculino y el mundo laboral no es tan sólida como antes.

 

Vía: BBC Mundo

Déjanos un comentario