Hombre que vive sin el 90% del cerebro reta lo que conocemos
Califica esta publicación

Un hombre francés que vive una vida relativamente normal y sana – a pesar de no tener el 90% del cerebro – esta provocando que los científicos se replanteen cual es la perspectiva biológica que nos hace conscientes.

A pesar de décadas de investigación, nuestro entendimiento de conciencia – estar consciente de la propia existencia – es aún muy pequeño. Sabemos que de alguna forma está basado en nuestro cerebro, pero entonces ¿cómo puede alguien haber perdido la mayor parte de sus neuronas y aún así estar consciente de sí mismo y su entorno?

El primer reporte fue publicado en The Lancet hace casi 10 años y los científicos aún no tienen una explicación.

El paciente vivió gran parte de su vida sin darse cuenta que había algo distinto en el. Acudió al doctor quejándose de una leve debilidad en la pierna izquierda, y fue entonces cuando tomografías revelaron que su cráneo estaba casi completamente lleno de fluido, la parte interna de su cerebro estaba erosionada casi por completo, con solo una ligera capa de tejido cerebral restante.

Puedes ver las imágenes a continuación:

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Feuillet et al./The Lancet

Los doctores piensan que la mayoría del cerebro del hombre fue destruido durante 30 años con la acumulación de fluido en el cerebro, en una condición conocida como hidrocefalia con la que fue diagnosticado cuando niño.

Pero, a pesar del poco tejido cerebral restante, el hombre no esta mentalmente incapacitada – tenía un CI inferior de 75, pero trabajaba como funcionario público. También estaba casado, tenía dos hijos y era relativamente sano.

Además de cuestionarse que es lo que se requiere para sobrevivir, el caso también es un reto para lo que entendemos de la consciencia. En el pasada, investigadores han sugerido que la consciencia podría estar relacionada a varias regiones específicas del cerebro – como el claustro o la corteza visual. Sin embargo, si dichas hipótesis fueran correctas, el paciente no estaría consciente.

Los investigadores piensan que este caso podría demostrar que aunque el cerebro restante era diminuto, las neuronas que quedaban eran capaces de generar una teoría de si mismas, lo que quiere decir que el hombre sigue siendo consciente de sus actos.

Aunque el concepto no es algo nuevo – estamos descubriendo más y más cada día acerca de lo flexible y adaptable que es la mente humana. El caso es un recordatorio de lo que nuestros cerebros pueden conseguir, incluso tras haber sido dañados y brindan esperanza de que algún seremos capaces de revertir algunas de las enfermedades que ocasionan degeneración neuronal.

 

 

Vía: Muy Interesante

Déjanos un comentario