Estos son los 7 estados de un borracho
Califica esta publicación

Está claro que el alcohol influye en la conducta de las personas hasta el punto de estar borracho. Por lo tanto es preciso detectar el grado de beodez, no midiendo la graduación de alcohol en la sangre, sino analizando su comportamiento ante distintos estímulos.

Estos son los distintos estadios en la escala de ebriedad:

Primer grado: Sonriente.
La persona se muestra sonriente sin tener motivo o razón. Todo le hace gracia, inclusive un discurso pre-electoral.

Segundo grado: Feliz.
Su vida es un carnaval. Baila sin música. Está dispuesto a disfrutar del momento aunque en ese mismo instante y lugar estén velando a un familiar.

Tercer grado: Conquistador infalible.
Se lanza a la conquista con todas sus armas, sin hacer diferencia de edad, de raza, de religión, de status social, de sexo, ni de género (humano-animal-vegetal).

Cuarto grado: Sentimental.
Afloran sus sentimientos más profundos. Inmerso en un éxtasis emocional, abraza y expresa el cariño y amor que tiene a sus amigos. Lo mismo hace con personas que conoció esa misma noche.
Quinto grado: Incoherente.
No hace falta ninguna aclaración.

Sexto grado: Invisible.
Se pone a orinar en el medio de la calle, y dice: “Total no me ve nadie.”

Séptimo grado: Volcado.
Punto máximo de ebriedad. Cuando el alma se da cuenta de que una gota más de alcohol puede llegar a matar al cuerpo, pulsa un botón interno de apagado, para evitar que éste tome otra copita. En estos casos: 1º) No intente despertar el cuerpo. El alma decidirá cuando hacerlo. Y 2º) Una vez que se despierte, no le pregunte acerca de lo que estuvo haciendo esa noche. Seguro que no se acuerda de nada.

En vista de las desgracias catastróficas que provoca el alcohol, debemos estar alerta para actuar rápidamente en caso de percibir algunos de los síntomas exclusivos de esta enfermedad.

 

Vía: Humorare

Déjanos un comentario