Este es el mayor secreto de los Mayas
Califica esta publicación

No cabe duda que la civilización Maya es una de las culturas que definitivamente nunca dejará de sorprendernos, y en esta ocasión, uno de sus mayores secretos ha comenzado a salir a la luz, gracias al director de la zona arqueológica de Uxmal, en la península de Yucatán, José Huchim Herrera. ¿Te gustaría saber de qué se trata?

Uxmal, Kabáh, Nohpat, Sayil y Labná, son las cinco ciudades más relevantes que se unen al misterio conocido en la lengua maya como: “Pucc”. Un tipo de arquitectura desarrollado por esta civilización entre los años 1,000 y 500 antes de Cristo, cuyo significado “sierra” o “cordillera de cerros bajos”, nos ofrece una clara visión sobre las regiones de la península de Yucatán donde fue implementado este estilo de construcción.

¿Pero qué es lo que hace al Pucc tan especial?, podríamos comenzar explicando que se trató de un tipo de construcción para albergar a las élites gobernantes de la época, y generalmente se caracterizaba por sus muros lisos verticales decorados en la parte superior con grecas, paneles con jeroglíficos y mascarones que representan al dios de la lluvia Chaac, con su característica nariz de Gonzo que evoca los rayos.

“Lo interesante es que toda esta arquitectura maya compuesta por edificios y columnas, sumada a la manera en que se distribuyeron las habitaciones, formaron un código que da cuenta de la vida cotidiana de los mayas, que nos dice que a partir de la élite gobernante se logró una ciudad, un poder político y una base económica fuerte, que permitió la configuración de una gran urbe diseñada, planeada.

Realmente lo que podemos percibir en la decoración de la arquitectura Puuc es un lenguaje, un discurso”, explicó José Huchim a la BBC.

Actualmente en Mérida, la exposición “Código Puuc: arquitectura y simbolismo”, muestra una recopilación de 150 fotografías y algunas piezas arqueológicas, a través de las cuales, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), intenta compartir con las personas parte de la cosmovisión de esta cultura.

Algunos de los lugares más frecuentados por los turistas para poder observar este tipo de construcciones son: la Pirámide del Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas y la Casa de las Palomas. ¿Dejará esta civilización de sorprendernos algún día? ¡Esperemos que no!

 

Vía: http://www.sopitas.com/

Déjanos un comentario