El Día de los Muertos: Origen y tradición Mexicana
Califica esta publicación

El Día de los Muertos ¿Una tradición Mexicana?

El culto a la muerte y el Día de Muertos han estado presentes en muchos pueblos a lo largo de la historia. En México es un legado ancestral que puede verse en las distintas culturas prehispánicas que habitaron el territorio; y es una celebración que continúa viva hasta nuestros días.

El Día de Muertos es una celebración mexicana que honra a los ancestros durante el 2 de noviembre; coincidiendo con la celebración católica del Día de los Fieles Difuntos. Aunque se ve primariamente como una festividad mexicana, también se celebra en muchas comunidades de los Estados Unidos donde existe una gran población México-americana; y en una menor medida también se celebra en algunas partes de Latinoamérica.

A pesar de ser un tema morboso, esta festividad se celebra alegremente, y aunque ocurre en fechas cercanas al Día de Todos Los Santos; y al Día de todas las Almas, en lugar de sentirse temerosos de espíritus malévolos, el humor en el día de los muertos es mucho más relajado; similar al Halloween, con un mayor énfasis en la celebración, pero honrando las vidas de los difuntos.

celebraciones mexicanas

 

¿Cuál es el Origen de esta tradición?

Según el investigador Patrick Johanssonlos difuntos en el México antiguo eran objeto de veneración y de culto dependiendo del rango y de su desempeño “socio-existencial”. Así alguien podía ser objeto de veneración por su familia; por el calpulli (una especie de barrios que constituían la unidad económica, social y política) o por la nación entera. La muerte y el  nacimiento eran anunciados en la comunidad de manera muy similares; mientras que en el nacimiento de un niño macehual (uno que no era noble) salían niños gritando el nombre del nuevo miembro de la comunidad; cuando alguien moría las ancianas anunciaban entre lamentos la pérdida de esa persona.

Por otro lado, el Día de los Muertos tras la conquista cambió, ya que, la unión de las creencias indígenas con el catolicismo español forjó un carácter religioso único; colorido y que conservó en cierta forma los recuerdos ancestrales de las viejas tradiciones precolombinas. Una parte fundamental del día de muertos son las ofrendas, las cuales están llenas de elementos y simbolismos.

Algunos de estos símbolos y elementos empleados son:

  • Imagen del difunto: Dicha imagen honra la parte más alta del altar. Se coloca de espaldas; y frente a ella se pone un espejo para que el difunto solo pueda ver el reflejo de sus deudos, y estos vean a su vez únicamente el del difunto.
  • Copal e incienso: El copal es un elemento prehispánico que limpia y purifica las energías de un lugar y las de quien lo utiliza; el incienso santifica el ambiente.
  • Papel picado: Es considerado como una representación de la alegría festiva del Día de Muertos y del viento.
símbolos del día de los muertos

Algunos elementos que forman parte del espíritu de esta tradición Mexicana

  • Velas, veladoras y cirios: Todos estos elementos se consideran como una luz que guía en este mundo. Son, por tradición, de color morado y blanco, ya que significan duelo y pureza, respectivamente. Los cirios pueden ser colocados según los puntos cardinales, y las veladoras se extienden a modo de sendero para llegar al altar.
  • Agua: Refleja la pureza del alma, el cielo continuo de la regeneración de la vida y de las siembras; un vaso de agua sirve para que el espíritu mitigue su sed después del viaje desde el mundo de los muertos.
  • Comida y bebida: Los alimentos tradicionales o los que eran del agrado de los fallecidos se colocan en el altar para que el alma visitada lo disfrute.

El Altar

El elemento más representativo de Día de Muertos es el altar con su ofrenda. El altar tiene un origen mixto pues tanto los europeos como los americanos tenían por costumbre hacer ofrendas. Actualmente, muchos mexicanos comienzan a poner su altar desde octubre. En ellos se ponen aquellos objetos y alimentos que más disfrutaban los difuntos cuando estaban con vida: mole, tacos, mezcal, tequila, pulque, dulces y golosinas…

altar-dia-de-los-muertos

Altar del Día de los Muertos

 

Los niveles del altar han variado en la historia. Actualmente hay quien pone siete niveles (los niveles que debe atravesar el muerto en el inframundo según la tradición mesoamericana) pero hay quien pone tres (cielo, tierra e inframundo) o incluso dos (cielo y tierra) o solamente uno.

Hay quien coloca santos y crucifijos y hay quien decide no tener ningún elemento con referencias católicas (en la época prehispánica era común tener ofrendas con dioses representados en papel amate). La sal es un elemento de purificación así como el copal o el incienso y el pan de muerto es uno de los objetos más tradicionales en la actualidad. Las velas son elementos que varían según la comunidad.

Por último, la flor de cempoalxóchitl es uno de los elementos centrales: se cree que su agradable aroma atrae y guía las almas de los muertos.

Gracias a la riqueza con respecto al cómo se celebra esta tradición, la forma que esta adopte variará, ya que cada quien creará una versión diferente del altar de muertos, y tendrá ritos distintos para realizar este día cuyo eje central es ese: recordar a los que se fueron, pero que estos días están más presentes que nunca.

¡Si te ha gustado el articulo no dudes en compartirlo con tus amigos y familiares!
Con fragmentos de: diadelosmuertos.yaia.com, noticieros.televisa.com y cityexpress.com

Déjanos un comentario