¿Cuánto sabes de gatos?
Califica esta publicación

Curiosidades sobre los mininos que te sorprenderán.

Los gatos son tímidos. Cuando un minino se acerca a ti, es todo un logro, es un momento especial que no debes dar por sentado, claro que algunos son muy confianzudos.

Cuando están recién nacidos tienen los ojos azules. Transcurren varios meses hasta que alcanzan su color definitivo.

¿Sabías que a los gatos se les identifica por su nariz? El ser humano tiene huellas dactilares. Podemos decir entonces que la nariz del gato es su “huella dactilar”. Así pues los gatos se saludan rozando sus narices.

Existe una planta que fascina a los gatos. Les hace disfrutar de momentos sublimes durante unos minutos. Se trata de la nepeta cataria, también llamada menta de los gatos, de la familia del tomillo y la lavanda. Su perfume desencadena un comportamiento en el animal, similar al de una hembra en celo.

 

 

Los gatos son animales muy orientados. Se cree que se orientan gracias a una combinación del Sol y del campo magnético de la Tierra.

Alcanzan la madurez a los 5 años aproximadamente y su tercera edad inicia como a los 10 años.

Su oído es tan fino que, aunque parezca increíble, puede localizar la posición exacta de una presa en tan sólo 1/6 de segundo.

Cuando cazan, sus ojos se concentran en la presa
 perdiendo de vista todos los demás objetos a su alrededor.

Los bigotes del gato no son pelo, sino terminales nerviosas que sirven como detectores del aire, que combinados con su sentido del olfato, contribuyen a agudizar la identificación de cualquier olor.

 

 

Los gatos no son capaces de reconocer su imagen en el espejo. ¿Por qué? Porque el espejo carece de olor, un elemento esencial para que el felino reaccione frente a él como ante otro ser vivo.

¿Porqué los gatos entierran sus heces? La razón es el penetrante olor que desprenden y que, de quedar al aire, podría atraer a enemigos que amenacen su territorio.

El gato posee una extraordinaria potencia en el salto. Puede elevarse hasta siete veces por encima de su altura a cuatro patas, lo que equivale a un metro. Además, poseen una gran capacidad de reacción, que les permite darse la vuelta en el aire y caer siempre sobre las cuatro patas. Estas habilidades son el origen de la leyenda que les atribuye siete vidas.

 

 

Mientras que un ser humano emplea alrededor de una tercera parte de su tiempo en dormir, los gatos suelen pasar mucho más tiempo dormidos, aunque no lo hacen de un tirón, sino en pequeñas siestas a lo largo del día. Por ello, es habitual que pasen muchas horas “desaparecidos”, en un lugar tranquilo en el que no sean molestados.

Su fama de presumidos tampoco es infundada. Un 30% de su vida lo emplean en asearse.

Para llamar la atención de un gato, chasquea la lengua repetidas veces bien rápido.

Los gatos no ven muy bien de cerca, cualquier cosa en un rango inferior a los 15 cm se torna desenfocada.

Los dueños de gatos viven más porque son más sanos; las manifestaciones afectivas que el dueño le prodiga y recibe, alivian a este el estrés causado por la vida cotidiana, el cual es causa de muchas enfermedades.

Los gatos negros son generalmente más tranquilos que los blancos, que están siempre muy nerviosos.

Casi todos los gatos de tres colores son hembras, salvo muy raras excepciones.

Los gatos se sienten más atraídos por las personas que les ponen menos atención ya que se sienten menos amenazados cuando no hay contacto visual.

Se creía que los gatos eran incapaces de distinguir los colores. Sin embargo, estudios recientes demuestran que pueden ver el azul, el verde y el rojo.

 

 

El gato posee 32 músculos en cada oreja. Además, funcionan como antenas parabólicas y se dirigen hacia la fuente del sonido.

Los gatos tienen cinco dedos en cada una de sus patas delanteras, y sólo cuatro en las traseras.

Pueden “vocalizar” en torno a cien sonidos diferentes, mientras que los perros sólo diez.

Casi nunca ronronean a otros gatos. Ese sonido lo reservan para sus seres humanos queridos.

Los gatos consideran que ellos son los dueños de casa, después de todo, ellos están siempre en ese territorio, mientras que los humanos van y vienen.

 

Fuente: Planeta Curioso

Déjanos un comentario