¿Conoces la historia del popular Dominó?
Califica esta publicación

Según la enciclopedia británica el dominó se empezó a jugar en China alrededor del siglo X d. C. Hay constancia de que se inventó a partir de la idea de otro entretenimiento, los dados de seis caras (conocidos como pupais).

Las primeras piezas de dominó eran de hueso, con una lámina de ébano y un alfiler en la parte lateral. Este juego de mesa no apareció en Europa hasta el siglo XVlll, concretamente en Nápoles y Venecia, dos territorios con una larga tradición comercial con Oriente. En cuanto a la palabra dominó, se sabe que proviene del francés y que originariamente era un objeto de color blanco y negro.

El origen y posterior desarrollo del dominó es bastante similar a otros juegos o entretenimientos (la cometa, el ajedrez, tres en raya, las damas chinas o el mahjong). Todos ellos surgieron en Oriente y a partir del Renacimiento llegaron a Europa y con posterioridad se fueron extendiendo a América y a todo el mundo.

Si bien existe una modalidad de dominó tradicional (28 fichas rectangulares con puntos que van entre 0 y 6, en los que juegan cuatro jugadores en parejas), existe una amplísima variedad de formas distintas de practicar este juego de mesa: el draw y el bloque son muy parecidos, el muggins, la porra, el chickenfoot (el vencedor es el que tiene menos puntuación), la garratina o el doble 6. Todos ellos son muy populares en la mayoría de países latinoamericanos.

El dominó en Cuba

Para los cubanos el dominó es algo más que un simple juego. Ellos dicen en broma que es una religión o una ciencia.

En Cuba se practica una modalidad de dominó totalmente distinta, el doble nueve, que se juega con 55 fichas (30 pares y 25 impares). No se sabe cuál es su origen exacto, pero hay una circunstancia curiosa: se practica en la parte occidental de la isla, mientras que en la oriental se juega la versión tradicional de 28 fichas.

En Cuba el doble nueve se practica en los bares y en los parques y los exiliados cubanos en Miami continúan con su pasión. No hay que olvidar que en el barrio de la Pequeña Habana de Miami existe un lugar al aire libre donde los dominoseros se reúnen, el Parque del dominó.

El doble nueve se juega en Estados Unidos con otro nombre, el tren mexicano y, curiosamente en México es conocido como el dominó cubano.

 

Vía: Historiapedia

Déjanos un comentario