¿Cómo cambiar un caucho?
Califica esta publicación

Cada día que pasa, los huecos y los obstáculos en las autopistas nos hacen correr el riesgo de que alguno de los cauchos de nuestro vehículo se desinflen, haciéndonos pasar por un mal rato. Un guerrero, debe saber qué hacer en estas ocasiones. No solo para poder continuar con tu ruta, sino también porque ellas te amarán cuando vean que lo sabes resolver, más allá de llamar al señor de la grúa.

 

Lo primero que enumeraremos a continuación, son las herramientas necesarias para estos casos:

  1. Ten siempre en tu maleta un triángulo de seguridad, esto sirve para informar a los vehículos que vengan distraídos que a una corta distancia hay un carro detenido, evitando accidentes.
  2. Una linterna será vital si debes cambiar el caucho por la noche. No olvides revisar periódicamente el funcionamiento de la misma.
  3. Un chaleco fluorescente será útil y ayudará a los conductores de otros vehículos, a notar tu presencia en la vía.
  4. Un gato, es el artefacto que se usa para levantar el automóvil.
  5. Una llave de cruz, posee las distintas medidas de tornillos (espárragos) que te permitirán aflojar el caucho y cambiarlo.

 

Procedimiento:

Si el caucho se desinfla o revienta estando en movimiento, coloca las luces intermitentes del vehículo y disminuye poco a poco la velocidad, ya que si frenas muy rápido podrías perder el control. Estaciona el carro del lado derecho de la vía y si puedes, avanza a un sitio iluminado. Observa que no venga ningún vehículo antes de bajarte, e inmediatamente, colócate el chaleco, busca el triángulo y colócalo a un mínimo de treinta metros de donde estés detenido. Lo ideal sería a un perímetro de entre 30 y 50 metros de distancia.

Saca tu caucho de repuesto, la llave de cruz y el gato. Llévalos cerca del caucho desinflado y comienza con la llave de cruz a aflojar los tornillos del ring, girándolos en sentido contrario a las agujas del reloj. No retires aún los tornillos, puesto que el caucho podría salirse.

Una vez que hayas aflojado todos los tornillos -sin quitarlos-, coloca el gato bajo carro, cerca del carro en la zona que está marcada para tal fin, y gira la palanca para levantar fácilmente el vehículo. Ahora sí, retira los tornillos (espárragos) y el caucho, y coloca el de emergencia.

Ajusta los tornillos del nuevo caucho con la mano en el sentido de las agujas del reloj.  Baja el carro con el gato y aprieta luego los tornillos. Deben quedar bien sujetos, sin embargo no debes aplicar toda tu fuerza, ya que podrías aislar los tornillos.

 

Vía: http://untiposerio.com/

Déjanos un comentario