Aprende cómo se limpia el techo del carro
Califica esta publicación

Para limpiar el interior no vas a usar agua, sino una simple toallita de microfibra. Con ella, realiza un repaso de la superficie del techo, con cuidado y mucha suavidad. Ten en cuenta que el techo es sensible y que no puedes golpearlo ni darle con excesiva fuerza. Mueve el trapo siempre en la misma dirección y asegúrate de que no queda ningún rastro de residuos que se puedan quitar con facilidad. El techo es foco habitual de suciedad, pero la microfibra se lo lleva todo.

Una vez quitada la suciedad, tienes que limpiar el techo. Es necesario que utilices un producto limpiador que sea exclusivo para el material con el que está fabricado el techo de tu vehículo, de lo contrario podrías dañarlo. Consulta con el fabricante y ten claro qué producto necesitas antes de usarlo.

Rocía el techo del coche con el producto de limpieza. Deja que haga efecto y asegúrate de que el techo queda bien impregnado de la sustancia.

Utiliza otro trapo de microfibra, no el mismo de antes, para realizar una nueva pasada con el techo, esta vez arrastrando y quitando el producto limpiador. Una vez vayas moviendo el trapo, apreciarás como sale toda la suciedad que podría haber quedado en el techo. Al terminar, el techo debería estar prácticamente como nuevo.

Si todavía hay manchas, puedes utilizar otros productos de limpieza para el vehículo, o recurrir a remedios caseros, como la mezcla de agua y jabón, o de agua y desengrasante. Hazlo con moderación y cuando termines, déjalo secar. Después, si todavía no lo notas limpio, vuelve a usar el producto de limpieza del paso 3. Una nueva pasada del trapo de microfibra tendría que proporcionarte un resultado satisfactorio.

 

 

Vía: En123

Déjanos un comentario