La Colonia Tovar es un apacible rincón alemán en Venezuela
Califica esta publicación

En estos días de vacaciones vale la pena mil veces acercarse a este poblado. Quedará impresionado por lo mucho que ha mejorado este bello enclave de paz y serenidad, ubicado tan cerca de la capital.

La carretera desde Caracas saliendo por La Yaguara sigue siendo igual de sórdida, pero cuando ya nos vamos aproximando a El Junquito y comenzamos a disfrutar de la vegetación y la neblina, nos olvidamos del rancherío pasado para penetrar en otro mundo dulce y lejano. La Colonia Tovar fue fundada en Venezuela el 8 de Abril de 1843 por 374 inmigrantes alemanes del estado de Baden. Estos aventureros cruzaron Francia a pie durante el crudo invierno europeo, pasaron por la villa de Tours y encomendaron su travesía al santo patrón del pueblo, San Martín.

Una vista del paisaje en la Colonia Tovar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Continuaron hacia la costa atlántica y se embarcaron los primeros días de enero en el puerto de Le Havre, a bordo del buque Clemence que tenía previsto atracar en el puerto de La Guaira, pero desembarcó en Choroní por miedo a una epidemia que se detectó a bordo. Después de pasar una cuarentena en Choroní, hombres mujeres y niños caminaron por la selva tropical hacia Maracay. Los paisajes tropicales eran muy hermosos, pero no se parecían en nada a los de la Selva Negra alemana. El clima de enero era mucho más suave.

En Maracay los ayudaron, les dieron un par de mulas y luego siguieron hacia La Victoria. Allí se acabaron los caminos y subieron las montañas hacia la tierra prometida para fundar su nuevo hogar. Agustín Codazzi fue uno de los artífices del estudio y poblamiento de esta zona, y Manuel Felipe Tovar donó las tierras para que éstos alemanes sintieran a Venezuela como su nueva casa. La historia también cuenta que la primera cerveza artesanal de Venezuela se fabricó en la Colonia Tovar, y que el primer Jardín Botánico del país fue establecido aquí en 1844 por el científico Kart Moritz.

 

Construcciones típicas en la Colonia Tovar
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Al llegar a la Colonia por Caracas, usted notará un arco indicativo del pueblo en el sitio justo de la alcabala y del desvío de la carretera hacia la costa. En cambio, por la vía de La Victoria uno llega al pueblo por la parte de atrás, por lo alto de la montaña. La neblina seguramente le dará la bienvenida, envolviéndole en una aventura del cuerpo y del alma, para recordarle lo deliciosa que ha debido ser Caracas cuando la neblina la visitaba. Al llegar vaya a la Oficina de Turismo y Recreación, ubicada en el centro del pueblo, y quedará asombrado con la impecable atención de las personas que allí labora. Le recomendarán paseos, lugares dónde comer y sitios de alojamiento.

La Iglesia del pueblo
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Hay varias maneras de llegar a la Colonia. Una bonita y larga por La Victoria, en el estado Aragua. Otra corta por Mamera, a evitar de noche. También se puede ir por La Yaguara, pero el paisaje no es agradable al comienzo y con mucha cola los fines de semana.

 

Colonia Tovar - caminería
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

También se puede llegar desde Los Teques y El Jarillo; y finalmente por la costa tomando la carretera de Carayaca. Si tiene tiempo, tome la vía de La Victoria que le gustará mucho más.

El hotel Selva Negra es un icono del alojamiento en el destino. Fue el primer hotel que se construyó aquí y se conserva magníficamente.

Aprecie los alrededores y la vida de la Colonia Tovar. Compre fresas con crema, hortalizas y verduras frescas en el mercado al lado de la iglesia y charcutería fina en cualquiera de las tiendas del pueblo y disfrute de la deliciosa comida alemana.

 

 

Vía: msn

Déjanos un comentario