8 razones para dejar de tomar leche
Califica esta publicación

Aunque en la televisión nadie nos ha dicho esto, hay muchas razones por las cuales empezar a dejar de tomar leche de vaca:

1. DESEQUILIBRA TUS HORMONAS

Las vacas, como todos sabemos,dan leche cuando han tenido un becerro; para mantenerlas produciendo por más tiempo, se les aplican tratamientos hormonales, que incrementen y extiendan la producción. Estas hormonas pasan a la leche y de ahí, a nuestro organismo.

Pero incluso si elegimos productos orgánicos, la leche contiene de manera natural más de 60 hormonas propias de las vacas, que los becerros necesitan para su desarrollo.

Las hormonas son responsables del crecimiento, durante la infancia, del desarrollo durante la pubertad, de la reproducción, así que es un punto a tener en cuenta. Se ha visto, por ejemplo, que la leche y las hormonas que contiene pueden promover la producción de andrógenos en las niñas, desequilibrando así su delicado sistema hormonal.

2. CONTIENE MUCHA GRASA Y AZÚCARES

La leche contiene un alto porcentaje de grasa, así que nos aporta un montón de calorías que podríamos evitar fácilmente.

Además, tiene un 4.7% de azúcares, que definitivamente no son buenos si queremos tener un peso saludable. Sorprendentemente, la leche descremada y semi descremada suelen contener incluso más azúcar que la leche entera: 6.5 y 5.3% respectivamente.

3. ANTIBIÓTICOS

Es común que las vacas lecheras desarrollen infecciones en las ubres, a causa del ordeño diario. Para evitar estas infecciones, se les administran antibióticos, muchas veces incluso de manera preventiva.

Tales cantidades de antibióticos promueven el desarrollo de bacterias cada vez más resistentes, que terminan en nuestro organismo y hacen que nuestras enfermedades sean cada vez más difíciles de tratar.

4. ES MUY PESADA PARA EL APARATO DIGESTIVO

La mayoría de los seres humanos adultos no tenemos la enzima que se necesita para digerir la lactosa, que es el principal azúcar de la leche. Los pocos adultos capaces de digerirla es porque tienen una mutación genética que les permite conservar esa enzima, que por naturaleza desaparece a la edad de 5 años.

Para el resto de nosotros, consumir lácteos significa que los azúcares no digeridos se almacenan en el intestino causando inflamación, gases y otros síntomas muy molestos.

5. INTERFIERE EN LA CANTIDAD DE VITAMINA D

Aunque parezca difícil de creer, el consumo de leche de vaca puede tener un efecto negativo sobre la salud de nuestros huesos.

La vitamina A existe en dos formas, retinol y beta caroteno. La primera, que es la forma presente en gran cantidad en la leche de vaca, cuando se consume en grandes cantidades interfiere con la absorción de la vitamina D (fundamental para la salud de los huesos) y se cree que incluso puede incluso aumentar el riesgo de osteoporosis.

6. ES CAUSA DE ACNÉ

Se ha observado en varios estudios que el consumo de productos lácteos es una causa significativa del acné. En realidad, el problema no está asociado con el contenido de grasa de estos productos, sino con las hormonas que contienen.

Así como pueden alterar el equilibrio hormonal de los preadolescentes, las hormonas de la leche pueden causar problemas de acné en personas adultas, especialmente en las mujeres.

7. AUMENTA LOS NIVELES DE COLESTEROL “MALO”

Una porción de leche (250 ml) contiene 8 gramos de grasas saturadas, que son las que hacen aumentar los niveles de colesterol en la sangre.

De manera que el consumo cotidiano de leche aumenta el riesgo de sufrir enfermedades circulatorias y de tener problemas cardiacos.

8. UN VASO DE LECHE CONTAMINA MÁS QUE UN AUTO

De acuerdo con un reporte de las Naciones Unidas, la crianza excesiva de ganado es uno de los principales culpables del cambio climático. Un 18% del dióxido de carbono que se emite a la atmósfera proviene de los excrementos de las vacas… ¡eso es más de lo que contaminan los autos, los aviones y los demás medios de transporte!

 

Vía: http://www.msn.com/

Déjanos un comentario