7 drogas peligrosas que destruyen al ser humano más rápido
Califica esta publicación

Estas son las drogas mas peligrosas que pueden destruir al ser humano en un abrir y cerrar de ojos….

Whoonga, también conocida como nyaope, es muy popular en Sudáfrica y el peligroso cóctel está compuesto de detergente, veneno para ratas, medicamentos para el VIH y cannabis. Se trata de una droga muy muy adictiva y también muy popular entre los grupos de bajos ingresos. La nyaope se fuma y cuesta apenas 3 dólares la pieza. Es la segunda droga más mortal que existe.

Sales de baño es el nombre por el que se conocen a las drogas sintéticas que contienen catinonas substitutas, con efectos muy parecidos a la anfetamina y la cocaína. Esta droga que puede inyectarse, fumarse, inhalarse o tragarse, es una gran desconocida para los científicos.

El crack es una forma de cocaína que “coloca” de una forma muy rápida e intensa; se considera una de las drogas más adictivas y también de las más peligrosas. Esta droga se fuma en pipa y produce una rápida e intensa sensación de energía. Tras este “subidón”, el efecto desaparece y sobreviene un estado depresivo-nervioso que induce a una nueva dosis.

La heroína, también conocida como “caballo” o “dama blanca”, es una sustancia que fue sintetizada a finales del siglo XIX y principios del XX inicialmente para uso médico. Es una droga que se vende en forma de polvo blanco o marrón y produce dependencia psicológica y física aguda cuando se consume.

Flakka es una nueva droga de diseño similar a la “droga caníbal” o Krokodil. Sus efectos son tan potentes como mortales. El usuario que la toma sufre alucinaciones, agresividad, hipertermia (con una temperatura corporal superior a los 38 grados), hipertensión o arritmias cardiacas.

La escopolamina, burundanga o “droga del violador” es una droga muy tóxica: una sobredosis puede causar depresión, taquicardia, convulsiones, delirios, parálisis, insuficiencia respiratoria y la muerte.

Metanfetamina de cristal: Otra de las drogas callejeras más populares es la metanfetamina de cristal, una droga blanca y cristalina que se consume inhalándola por la nariz, fumándola o inyectándosela mediante una jeringuilla. Su nivel de adicción es sumo, ya que la sensación momentánea de felicidad, bienestar, hiperactividad y energía se esfuma en unas ocho horas.

 

 

Vía: Faceguía

Déjanos un comentario