6 platos mexicanos que no son mexicanos
Califica esta publicación

Suena un poco enredado el título de esta nota, pero es que la creencia en los Estados Unidos es que estos “platos mexicanos” son, en efecto, de México. Sin embargo, la historia es otra.

6 platos mexicanos que no son mexicanos

#6 Chimichangas

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

La chimichanga es un burrito frito que se ha popularizado en el suroeste de los Estados Unidos, así como en los estados mexicanos de Sinaloa y Sonora. Cuenta la historia que el plato nace en el restaurante El Charro, ubicado en Tucson, Arizona, en el año 1922, cuando a Mónica Flin, dueña del lugar, se le cae un burrito que estaba preparando en una freidora.

 

#5 El queso

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El exceso de queso que se le aplica los “platos mexicanos” en los Estados Unidos no es usual verlo en la auténtica cocina de México. Pero, lo peor no es eso, sino que el que se usa en este país es el cheddar que proviene de Somerset, Inglaterra.

#4 Burrito

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

El famoso “burrito” fue inventado en los Estados Unidos, pero por mineros o agricultores de origen mexicano. En México también existen, pero se les llama tacos de harina y proviene de provincias al sur del país.

#3 Chili con carne

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Este guiso de carne molida de res, tomate, frijoles, especias, chile, crema agria y queso fue creado por colonos texanos, así que de mexicano no tiene nada.

#2 Fajitas

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Las fajitas son tan estadounidenses como el pastel de manzana americano (que en verdad es de origen europeo). Aparecieron por primera vez en 1971 y su inspiración mexicana sólo está en sus ingredientes (aunque la tortilla es de harina y no de maíz).

#1 Nachos

 

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

Cuenta la historia que en 1943 un grupo de mujeres estadounidenses, esposas de los soldados acantonados en Fort Duncan, llegaron hambrientas a un restaurante. Sin saber que el local ya estaba cerrado, ordenaron algo de comer y el cocinero, sin mucho qué ofrecer, decidió cortar unas tortillas en forma de triángulos y freírlas. Les colocó queso fundido por arriba y jalapeños como adornos. Las versiones de hoy en día llevan carne, guacamole, crema agria y otros aditamentos.

Cortesía de paislatino.com

Déjanos un comentario