5 objetos cotidianos más sucios que la tapa del W.C.
Califica esta publicación

Si algo nos parece que ha de encabezar cualquier lista de objetos sucios es la tapa del W.C. Por la propia naturaleza de su uso ha de estar obligatoriamente llena de gérmenes y suciedad de todo tipo. Es uno de los lugares del hogar que con más ahínco se limpian. Quizá por ese motivo resulte que hay objetos mucho menos higiénicos. Aquí tienes 5 objetos cotidianos más sucios que la tapa del W.C.

5 objetos cotidianos más sucios que la tapa del W.C.

Los gérmenes están en la mayoría de objetos que nos rodean. Un estudio de la Universidad de Arizona dirigido por el Dr. Ch. Gerba, profesor de microbiología, buscó en objetos cotidianos bacterias fecales como E. coli y el Estafilococo aureus concluyendo que en la tapa del W.C. hay unas 100 por milímetro cuadrado y en cambio en otros objetos cotidianos puedes fácilmente encontrar 200 veces más.

 

1. La tabla de cortar

En las tablas de cortar alimentos frecuentemente se corta carne. La materia fecal está en los órganos internos de los animales. El cuchillo introduce profundamente en la madera pequeñas porciones de alimento que quedan ahí. La tabla de cortar queda contaminada. El consejo del Dr. Gerba es limpiarla bien y desinfectarla con frecuencia.

 

2. El móvil o la tableta

Los teléfonos móviles o las tabletas pueden tener hasta 400 veces más estafilococos que la tapa del inodoro. Una encuesta reveló que el 75% de los estadounidenses utilizan estos aparatos cuando van al baño. Al acabar se lavan las manos, pero no hacen lo mismo con el móvil o la tableta. Es conveniente desinfectarlos frecuentemente

.

3. La ropa limpia

Parecería que la ropa limpia está limpia, pero según el Dr. Gerba no es así. Las lavadoras, especialmente las de carga frontal, acumulan agua en el fondo. Si hemos lavado la ropa con restos de diarrea de un enfermo, las bacterias quedarán en el agua acumulada en el aparato, creando un caldo de cultivo que contaminará toda la ropa que laves posteriormente. La recomendación es hacer un lavado con lejía al menos una vez al mes.

 

4. La llave del grifo

La llave del grifo puede contener 44 veces más bacterias que la tapa del W.C. Las personas las manipulan con las manos sucias y no las suelen limpiar después. Hay que extremar la higiene con los grifos.

 

5. Trapos y estropajos de cocina

Según el estudio del Dr. Gerba, del que se hizo eco la BBC, trapos y estropajos de cocina están mucho más contaminados que la tapa del inodoro. Los estropajos 200.000 veces más y los trapos 20.000. Además de E-coli se encontró salmonela en el 10% de los estropajos analizados. El problema es que no se renuevan con la frecuencia que se debería. La solución pasa por lavar los trapos a menudo, incluyendo si se puede la lejía, y en el caso de los estropajos cambiarlos frecuentemente o higienizarlos a conciencia.

 

 

 

Vía: Supercurioso

Déjanos un comentario