5 formas de aumentar tu nivel de felicidad sin medicamentos
Califica esta publicación

La serotonina es un neurotransmisor  que transmite una señal de una neurona a otra en el cerebro.

Este compuesto deriva bioquímicamente del aminoácido triptofano y pese a ser principalmente utilizado en el cerebro, el 90 % de la serotonina en nuestro cuerpo se encuentra en el tracto digestivo y en la sangre.

Se trata de un compuesto sumamente importante para sentirnos bien y felices. Esta es la razón por la que la depresión se suele relacionar con un déficit de serotonina.

La depresión es un desórden del ánimo muy común que no deja de ser grave. Puede causar síntomas graves que afectan el pensamiento, los sentimientos y dificulta las actividades diarias e importantes como comer, dormir y trabajar. Existen además distintas formas de depresión que pueden aparecer en distintas circunstancias, como la depresión estacional, la depresión perinatal, la depresión persistente, entre otras.

Claramente, en lo que refiere a los niveles de serotonina mas vale prevenir que curar… Aquí te presentamos 5 formas de aumentar tus niveles de serotonina sin medicamentos, y lo mejor es que son cosas comunes y simples de realizar.

5. Limitando el alcohol

Es de conocimiento general que el consumo de alcohol, la droga legal a la que más expuestos estamos, tiene una gran variedad de efectos negativos en nuestro organismo. En nuestro artículo «¿Qué hace el alcohol dentro de tu cerebro?» te nombramos algunos.

En lo que refiere a la serotonina, está comprobado que 45 minutos luego deconsumir alcohol se reducen los niveles de serotonina.

Asimismo, el patrón de sueño de las personas que consumieron alcohol es significativamente similar a los pacientes que sufren de depresión.

Además, niveles bajos de serotonina parecen estar relacionados con comportamiento violentos. Luego de consumir alcohol, es recurrente la aparición de distintos tipos de comportamientos agresivos.

Por lo tanto, este tipo de comportamiento agresivo en particular posiblemente se deba a la disminución de los niveles de serotonina como resultado del consumo de alcohol.

4. Pensando positivamente

Se encontró una relación entre los niveles de serotonina y los pensamientos, ya sean positivos o negativos.

En personas con un estado de ánimo alto, en parte gracias a pensamientos positivos, la producción de serotonina fue mucho mayor. En cambio, en aquellas personas con niveles inferiores en el estado de ánimo y pensamientos negativos su producción de serotonina fue baja.

La relación entre los niveles de serotonina y el humor es de dos vías: la serotonina influencia el humor y el humor influencia la serotonina.

Nuestro cerebro asocia automáticamente la palabra «divertido» con experiencias divertidas de nuestras vidas, enseguida el estado de ánimo se ve influenciado por estos pensamientos.

3. Exponiéndote más a la luz del sol

Nuestra piel tiene un sistema inherente que es capaz de generar serotonina. En particular, debido a que la primera enzima que participa en la síntesis de la serotonina, la tripotófano hidroxilasa, está presente en nuestra piel. La luz del sol estimula la acción de esta enzima generando una mayor síntesis de serotonina.

Posiblemente esta sea la razón por la cual se observan tantos trastornos de personalidad y de ánimo que se expresan o aparecen en determinadas estaciones.

Por lo tanto, poco sol es igual de negativo que mucho sol.

2. Haciendo ejercicio

Hacer ejercicio es muy bueno para nuestra salud por muchas razones. Aquí te nombramos una: «Según los científicos, hacer ejercicio diario es fundamental para prevenir el cáncer».

El ejercicio ayuda a reducir la ansiedad, la depresión y el estrés. De hecho, el movimiento es el mejor modo de equilibrar o aumentar (dependiendo del caso) nuestros neurotransmisores, y en particular, aumenta los niveles de serotonina.

Además, el ejercicio aumenta los niveles del aminoácido triptófano que entran a tu cerebro hasta luego de realizado el ejercicio. Esto se debe a que el movimiento rompe las moléculas de grasa y las cadenas de aminoácidos ramificados, y estos dos tipos de moléculas compiten con la serotonina para ser transportadas al cerebro.

El ejercicio también incrementa la producción del factor neurotrófico derivado del cerebro o BDNF (de sus siglas en inglés), este factor es una neutrofina que, entre otras cosas, promueve la producción de serotonina.

1. Meditando

La meditación aporta una gran cantidad de beneficios, tanto psicológicos como emocionales. En nuestro artículo «Según esta investigación, meditar te puede hacer más inteligente» te explicamos que aporta también beneficios intelecuales.

Además, la meditación aumenta los niveles de serotonina. Por esta razón es que luego de meditar la personas suelen sentirse en paz y tranquilidad, sumergidas enfelicidad.

Las personas que meditan también tienen niveles más altos de melatonina, la hormona que promueve el sueño. De hecho, la melatonina es formada a partir de serotonina en la glándula pineal.

¿Qué opinas de estas 5 formas? ¿Las pondrias a la práctica? ¿Conoces otras formas de aumentar la serotonina sin medicamentos?

 

 

Vía: Batanga

Déjanos un comentario