5 beneficios de la cebolla para aliviar dolencias
Califica esta publicación

La cebolla es uno de los ingredientes más cruciales en muchos platos de todo el mundo. En realidad, incluso una cantidad ligera de cebolla puede mejorar el sabor de muchas comidas considerablemente. Hay personas que aberran las cebollas, pero la verdad es que si está bien preparada, su sabor es casi imperceptible mientras que la comida adquiere un sabor nuevo y especial. Y ni siquiera mencionamos las muchísimas buenas cualidades que tiene la cebolla en cuanto a la nutrición.

Sin embargo, este vegetal peculiar tiene incluso más usos interesantes que puedes desear conocer. Y no necesariamente están relacionados con consumirlo. La cebolla puede ser también utilizada como un método natural para muchas dolencias y problemas que podemos tener en nuestro día a día. ¡No te las pierdas, ya que puede ser que uno de los remedios que te queremos presentar te salvará la misma vida!

1. Cebolla para quemaduras

Seguramente todos conocemos ese dolor tan horroroso de una quemadura. Es un sentimiento entre picor y dolor que nos hace estar muy incómodos y cada roce o cada vez que se toque el lugar, notamos una irritación muy incómoda. ¿No es así? A nadie le gusta sufrir una quemadura pero desgraciadamente de vez en cuando puede pasar. Cocinando, planchando o con cualquier otra tarea. Sin embargo, para salvarte la vida viene el vegetal de las lágrimas.

Simplemente corta una cebolla por la mitad y presiona contra la quemadura hasta que el dolor se pase. Los jugos de la cebolla alivian instantáneamente el dolor ya que tiene cualidades antisépticas que previenen la aparición de cicatrices y reducen el riesgo de infecciones.

2. Picaduras

El mismo problema que con las quemaduras pasa con las picaduras de los insectos, con la diferencia de que estos segundos son mucho más comunes. Cuando llega la primavera y el verano, los insectos más odiados se despiertan de su largo sueño y empiezan a hacer lo que mejor saben hacer: molestar a las personas. Los mosquitos siempre encontrarán una manera para alimentarse del ser humano y siempre van a dejar su marca más reconocible. Esa picadura que pica más cuanto más la rascas.

Bueno, si aplicas cebolla a la picadura de un insecto, mosquito u otro, el jugo de la cebolla ayudará a limpiar la herida de la toxina y reducir el picor y el hinchazón. Por eso es muy aconsejable tener cebolla en la época de los insectos.

3. Dolor de oreja

Otro muy buen uso de la cebolla está relacionado con la infección de oreja. Todos conocemos perfectamente este dolor. Es un dolor molesto y agudo te parece tocar los mismísimos confines del cerebro. Algo muy desagradable pero que suele pasar si no cuidamos bien del oído. Con la solución a esta dolencia también viene esta preciada verdura.

Para curar la infección muy rápido, coloca el corazón de una cebolla en la oreja y puedes ir a dormir. Durante la noche, la cera se ablandará y ayudará a aliviar el dolor.

4. Fiebre

Cuando viene el cambio de estación y no sabemos cómo deberíamos vestirnos, alguna vez terminaremos resfriados. Es muy común y pasa cada temporada de cambio entre temperaturas altas y bajas. Especialmente en climas templados. Vemos que hace un día feo y nos ponemos ropa de invierno para darnos cuenta al rato que hace mucho calor. Antes de salir de casa miramos y vemos un día soleado, pero luego sufrimos por estar en manga corta con temperaturas muy bajas. El resultado es que nos da un resfriado y empezamos a notar que viene la fiebre.

Para remediar a esta situación (a la fiebre, no a la mala decisión de prendas), coloca rodajas de cebolla en los calcetines y póntelos antes de acostarte. Parece muy raro pero es una solución perfecta para combatir la fiebre durante el sueño.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

5. Desintoxicación

Finalmente, la cebolla es un remedio para todo tipo de toxinas en general. Las cebollas absorben las bacterias y por eso dejar cebolla cortada por la casa puede ayudar a combatir la gripe y otras enfermedades originadas por virus. Es también buena idea dejarla cortada, en la mesita de noche para poder inhalar el olor mientras dormimos. Eso desintoxica todo el organismo y ayuda a levantarse con buen pie.

Sabemos perfectamente que el olor ni el sabor de la cebolla cruda no es algo muy atractivo pero es posible acostumbrarse. Los beneficios que esta puede introducir en nuestras vidas indudablemente merece la pena.

 

Vía: http://www.paraloscuriosos.com/

 

Déjanos un comentario