4 detalles en objetos cotidianos que no sabias para qué servían
Califica esta publicación

El mundo que nos rodea esconde numerosos detalles y secretos que por su cotidianidad nos pasan desapercibidos. En Supercurioso vimos para que servían los misteriosos agujeros de algunas cosas que utilizábamos con frecuencia.

1. Fresa del acerico

Aunque hoy en día prácticamente nadie cose, sigue siendo habitual encontrar en los costureros de las casas un acerico rojo en forma de tomate del que cuelga una pequeña fresa. El “tomate” sirve para clavar las agujas que vamos a utilizar, pero ¿para qué sirve la fresa?, ¿es algo más que un adorno? La fresa es en realidad una especie de lima para las agujas. Está rellena de una arena esmerilada que sirve para afilar y quitar el óxido de las agujas.

2. Marcas laterales en las cajas de papel de aluminio

Si te fijas en las cajas de cartón del papel de aluminio o papel film, entre otros de uso en la cocina, verás que tiene una pequeña zona troquelada. Aunque en muchos casos no lleva instrucciones, hay que hendir las marcas para conseguir fijar los rollos a la caja y que no salgan disparados cada vez que intentamos cortar un trozo de papel, ¿te ha sorprendido?

3. Flecha en el avisador de la gasolina

En muchos automóviles nuevos verás que al lado del dibujo de un surtidor del indicador de gasolina hay dibujada una flecha. Este símbolo indica simplemente en que lado del vehículo se encuentra la tapa y entrada del depósito de gasolina. Esto resulta muy útil si el coche es alquilado o no es tu vehículo habitual.

4. Agujero del ascensor

En la puerta de algunos ascensores puedes observar un agujero que parece una mirilla, aunque suele estar a una altura que ya te hace suponer que esa no es su función. En realidad se trata de una especie de cerradura para el personal de mantenimientodel ascensor. Con una llave especial pueden abrir la puerta aunque el elevador no se encuentre en la planta en la que se está trabajando.

¿Conocías las curiosas funciones de estos detalles en objetos cotidianos?

 

 

Vía: Supercurioso

Déjanos un comentario