3 mujeres de la antigua Roma llevaron su sexualidad a otro nivel
Califica esta publicación

A finales de la República Romana el papel de la mujer dentro de la sociedad cambió por completo. La liberación había llegado y con ella el deleite sexual en toda su expresión. Algunas de esas mujeres de la Antigua Roma llevaron su sexualidad a otro nivel y con ello consiguieron una fama que sobrevive con el pasar del tiempo. ¿Quieres conocer algunas de estas sórdidas historias? Continúa leyendo y descúbrelas.

  1. Valeria Mesalina

La tercera esposa del emperador Claudio, a quien le dio dos hijos: Británico y Claudia Octavia, fue famosa por su exuberante belleza, promiscuidad y ninfomanía. La leyenda dice que Mesalina se llegó a acostar con más de 8.000 hombres, sin importar el nivel socio-económico de los mismos.

Su ninfomanía llegó a unos niveles incontrolables cuando comenzó a prostituirse en el barrio de Subura, bajo el falso nombre de Lycisca. Se dice que en una ocasión, Mesalinaretó a la prostituta más famosa de Roma, cuyo nombre era Escila. El reto consistía en cuál de las dos tenía más aguante teniendo relaciones. Mesalina ganó el reto después de haber mantenido relaciones sexuales con 25 hombres en el transcurso de 24 horas seguidas.

2. Julia Caesaris filia

Julia Caesaris filia fue la famosa hija del primer emperador romano del imperio romano, César Augusto. La joven era muy liberal en cuanto a su sexualidad se refiere, de hecho, se dice que llegó a tener relaciones con un promedio de 80.000 hombres.

Aunque la cifra de hombres suena escandalosamente alta y no se tiene certeza de que tan aproximado está a la realidad, lo que sí es cierto es que Julia salía casi a diario con sus amigas a violar hombres. Se dice que una noche organizó una orgía en plena plaza del mercado de Roma y que se acostó con la mayoría de los hombres que conformaban el gabinete de su padre, así como también con esclavos y plebeyos.

3. Livia, Drusila y Agripinila

Calígula fue uno de los emperadores más despiadados y excéntricos del imperio romano y sus tres hermanas, Livia, Drusila y Agripinila, no se quedan muy atrás en cuanto a locura y promiscuidad se refiere.

Una de las mayores polémicas que rodearon al emperador fueron las relaciones incestuosas que mantuvo con sus tres hermanas. Además de ello, la vida de estas tres mujeres estuvo marcada por los escándalos, orgías y adulterios. Bien era sabido que los hermanos participaban todos juntos en las grandes orgías que tenían lugar en el palacio. Si estas eran del agrado de las hermanas de Calígula o se veían coartadas a participar en ellas, quizá nunca lleguemos a saberlo.

 

 

Vía: Super Curioso

Déjanos un comentario