Vuelve la temporada 12 de Keeping Up with the Kardashians
Califica esta publicación

La poderosa familia está de regreso en una nueva temporada de la serie que promete ampliar el innegable poder del clan K

 

Mayo 2016 – La serie más vista de E!, Keeping Up with the Kardashians, regresa en su décima segunda temporada, mientras la familia continúa adaptándose a algunas nuevas e inesperadas circunstancias.  Khloé se enfrenta a la larga recuperación de Lamar, Kourtney comienza un nuevo capítulo en su vida y Kendall lucha por encontrar un equilibrio entre su carrera en expansión como modelo internacional y no perder tiempo de calidad junto a su unida familia. El efecto Kardashian es una fuerza irrefutable en la cultura pop,  siendo el tema de conversación predominante de forma regular. A pesar de que sus vidas se mueven en direcciones distintas, el profundo vínculo de la familia y el apoyo mutuo que se dan, nunca se resienten. La familia siempre es lo primero y esto está siempre presente en la nueva temporada del reality sensación de la TV, Keeping Up with the Kardashians.

La temporada comienza con Khloé que trata de adaptarse a su nuevo papel de enfermera de Lamar durante su recuperación. Scott continúa tratando de ser un buen padre y decide comprar una casa en Calabasas para poder estar cerca de Kourtney y los tres hijos que tienen en común. Mientras tanto, Kourtney trata de hacerle frente a su nueva vida sin Scott como su pareja.

Además,el tiempo de Kim y Kris de compartir habitación, dadas las prolongadas renovaciones de la casa de Kim, llega a su final. Después de meses y meses de vivir en la casa de Kris, Kim ha agotado la hospitalidad de su madre y no tiene otra opción que buscar otro sitio en el que vivir, ya que su propia casa está muy lejos de estar siquiera lista. Kylie sigue los pasos de Kim y ‘’explota las redes’’ con sus populares kits de lápiz labial. Kendall está en la cima de su carrera: lanzó una línea de ropa con su hermana Kylie, se rodea del jet set en diferentes países por negocios y placer, aparece en la portada de las revistas de moda más importantes y además, desfila en los fashion shows más destacados. Sin embargo, al gran éxito lo sigue un gran sacrificio también, y Kendall debe decidir si hacerlo todo realmente vale el precio de no poder compartir momentos familiares que son irremplazables.

Déjanos un comentario