Terroristas del atentado en París se comunicaron mediante Play Station 4
Califica esta publicación

El espantoso atentado de París del pasado viernes 13 de noviembre ha dejado, no sólo 128 muertos y centenares de heridos, sino también infinidad de preguntas de las que no obtenemos respuesta posible.

Esta vez se ha reflejado la influencia que han tenido las comunicaciones a través de Internet. No sólo de manera negativa, también positiva, como ha sido la ayuda prestada por Facebook y Google en colaboración con las víctimas del atentado.

Pero seamos honestos: no sólo cuesta entender cómo tenían un arsenal militar tan avanzado, sino sobre todo el cómo ese arsenal llegó a esas manos, el apoyo logístico de alto nivel que recibieron.

Porque coordinar un atentado de ese calibre necesita, cuanto menos, dispositivos de comunicación totalmente seguros y ocultos de las autoridades en todo momento.

Lo curioso de este tema es que los últimos informes indican que los terroristas del atentado de París podrían haber utilizado el sistema de comunicación interna de la videoconsola Sony PlayStation 4.

¿Sorprendente? No tanto. Tengamos en cuenta que Sony ha pasado estos últimos años por importantes hackeos en su sistema y como consecuencia la seguridad en éstos se ha visto incrementada notablemente.

El Ministro de Interior belga, Ene Jambon, afirmó el pasado viernes que la PS4 es utilizada por agentes del ISISen numerosas ocasiones para sus comunicaciones.

“A estas alturas, PlayStation 4 es mucho más difícil a la hora de hacer un seguimiento que de la aplicación de mensajería Whatsapp, declara el ministro.

Lo sistemas de voz basados en IP de PlayStation son difíciles de controlar en comparación con las formas tradicionales de comunicación como los teléfonos móviles o los ordenadores.

Encaja bastante, por tanto, que los terroristas puedan haber enviado mensajes entre sí dentro de los juegos de PlayStation sin ni siquiera hablar o escribir una palabra. Ahora sólo falta descubrir si la utilizaron para los atentados de París.

Cortesía de msn.com

 

Déjanos un comentario