Spermbot, un nanorrobot contra la infertilidad masculina
Califica esta publicación

Un equipo de científicos del Instituto de Nanociencias Integrativas de la Universidad de Dresde acaba de presentar spermbot, un nanorrobot que promete convertirse en la solución contra la infertilidad masculina al ‘empujar’ a losespermatozoides vagos, una de las principales causas de la esterilidad entre los hombres.

Robots diminutos para impulsar a los espermatozoides vagos hacia el óvulo. Suena a ciencia ficción pero es la apuesta de un grupo de científicos para acabar con un problema de infertilidad que afecta a millones de hombres en todo el mundo.

Aunque no existen datos concretos las clínicas de fertilidad reconocen que 8 de cada 10 hombres son rechazados por semen de mala calidad, un problema con diversas causas pero que a menudo gira en torno a los espermatozoides vagos.

Varios estudios apuntan a que el mejor esperma para fecundar un óvulo no es el que más corre, sino que se trata de una cuestión de morfología. Sin embargo los espermatozoides vagos, cuyo término médico responde al nombre de astenospermia, no tienen movilidad suficiente para llegar hasta el óvulo.

En ese punto entra en escena spermbot, el nanorrobot que promete acabar con la infertilidad masculina diseñado científicos del Instituto de Nanociencias Integrativas de la Universidad de Dresde y de la Universidad Técnica de Chemnitz según aparece publicado en la revista Nano Letters.

En concreto, se trata de un diminuto microtubo con forma de espiral de 50 micras de largo -0,05 milímetros- y 8 de diámetro de titanio y níquel que se engancha a la célula y permite controlarla por control remoto a través de campos magnéticos pudiendo cambiar su orientación.

En la práctica el nanorrobot podría aumentar la velocidad de losespermatozoides vagos en su camino hacia el óvulo, lo que dispararía las posibilidades de la fecundación.

Eso sí, el invento todavía está muy lejos de convertirse en una alternativa a la inseminación artificial o la fecundación in vitro ya que el spermbot primero debe probarse en animales para asegurarse de su rendimiento y posibles efectos en el organismo antes de comenzar los ensayos clínicos con humanos.

En caso de que todo saliera bien el spermbot podría convertirse en la mejor solución contra la infertilidad, ya que la inseminación artificial tiene una tasa de éxito cercana al 30 por ciento, cifra similar a cada ciclo de fecundación in vitro que exige un altísimo desembolso económico.

[Fuente: Phys]

Déjanos un comentario