¿Por qué se evapora la quincena?
Califica esta publicación

El viernes de quincena se ha convertido en una de los días más ansiados por los trabajadores y los comerciantes ya que es el preludio a un fin de semana de gasto y fiesta. Pero aunque se ha convertido en una tradición en el imaginario colectivo no siempre que llega la quincena se puede gastar en salir de fiesta con los amigos ya que ésta desaparece al poco de tocar la cuenta bancaria lo que hace que el salario no aguante para terminar el mes.

Pero ¿cómo se mete uno en este problema? La respuesta no están obvia como decir: ¡gastando! Esa sólo es la consecuencia de algo más. Desde Piggo , el blog financiero de GBM, explican las 5 cosas que hacen que la quincena no te alcance:

1. El caos

No hay nada más caótico que él. Así que la primera regla que debes ?tatuarte? es darle orden a la manera en cómo usas tu dinero, hacerlo te ayudará a que la lana te rinda más.

2. Sobrepasarse

Los límites son buenos. Ayudan a establecer puntos de advertencia que nos pueden ahorrar problemas financieros, ya que a veces nuestros gastos nos llevan a pellizcar un poco de nuestro ahorro o los financiamos con la tarjeta de crédito. A la larga, esto sólo hace que la siguiente quincena parezca más larga en días y más corta en dinero.

Foto: Piggo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

3. Los meses sin intereses

Los meses sin intereses son excelentes aliados cuando queremos algo con muchas ganas. Sin embargo, se pueden convertir en un arma de doble filo cuando se empiezan a acumular. Lo único que hace este montón de pendientes financieros es disminuir aún más tu pequeño ingreso. ¡No permitas que te pase! Y la próxima vez que vayas de compras deja la tarjeta en casa.

4. El aburrimiento

El aburrimiento no sólo saca de balance, también acaba costando… y caro. Esto porque se convierte en un disparador de ciertas conductas nada buenas para nuestra cartera. Tan sólo imagina un día X de un mes X de un año X, que al no tener nada que hacer te vas de compras nomás por que sí y al final sigues igual de aburrido pero ahora sin dinero. Evita estas situaciones y busca actividades que saquen lo mejor de ti.

5. La pereza

La flojera de no caminar, de no cocinar, de no cuidar la salud y hasta de no entrar a la banca electrónica para mover cierta cantidad a la cuenta de ahorro, con el tiempo sólo puede acarrear el ya tradicional ‘si yo hubiera?’. Un poco de agua fría en la cara y a activarse.

Cortesía de msn.com

Déjanos un comentario