Por primera vez muestran la Bóveda del Fin del Mundo
Califica esta publicación

La crisis de Medio Oriente, con una espiral de violencia que no cesa, generó otro efecto impensado: la “Bóveda del Fin del Mundo”, también llamada“Bóveda del Día del Juicio Final” abrió sus puertas por primera vez desde que fue creada en 2008 para resguardar muestras de semillas vitales para la Humanidad procedentes de todo el mundo, en una suerte de Arca de Noé de granos.

La construcción está ubicada en un lejano rincón helado de Noruega rodeado por la ladera montañosa ártica en el archipiélago de Svalbard, a unos 1300 kilómetros del Polo Norte. Fue concebida como una red de protección para seguridad alimentaria en caso de un evento apocalíptico a escala mundial, como una guerra nuclear o la caída de un asteroide. La instalación es subterránea, casi imposible de acceder, y fue diseñada para proteger hasta 4 millones de muestras.

En la actualidad, guarda casi 900 mil muestras de más de 100 mil variedades, que les llegan de centros dispersos por todo el mundo. Uno de ellos se encuentra en Alepo, Siria, y fue alcanzado por la invasión de ISIS y la guerra civil que se desarrolla en esa región y que ya causó miles de muertos y más de 11 millones de refugiados.

Ese depósito de semillas con más de 135 mil variedades fue dado de baja, y los científicos sirios decidieron restablecerlo hace un mes en Beirut, Líbano, bajo el título de “Centro Internacional para Investigación Agrícola en Zonas Áridas”. Lo que sucede es que ahora deben reiniciar su colección de semillas, y por eso solicitaron a Svalbard que les devuelvan algunas semillas que depositaron en su bóveda. Los sirios argumentaron la necesidad de anticiparse a plagas y efectos climáticos e incrementar la producción de alimento, y pidieron especialmente semillas de trigo, cebada y gramíneas resistentes a sequías.

La siria no es la primera bóveda de semillas destruida. Las de Irak y Afganistán ya quedaron fuera de servicio, y la de Filipinas resultó dañada por una inundación.

Cortesía de infonews.com

Déjanos un comentario